Comienza la liquidación de ‘In Tempo’, otro símbolo de la crisis inmobiliaria

El rascacielos que debía ser el nuevo emblema de Benidorm permanecerá inacabado hasta que algún inversor se haga cargo de un proyecto que se encuentra al 93%.

benidorm

A estas alturas de la película poco queda por escribir sobre la crisis inmobiliaria en España que no se haya relatado con anterioridad. Se trata de la historia de un país que se volcó con el dinero supuestamente fácil, vinculó a dicha actividad a numerosos sectores hasta entonces solventes y generó una losa que sepultó al conjunto de la economía nacional. En todo este proceso, las grandes constructoras, especialmente las quebradas, se convirtieron en tristes símbolos del hundimiento. Un destino que aguarda a ‘In Tempo’.

La ciudad de Benidorm está considerada uno de los máximos exponentes del ‘boom’ inmobiliario, no solo durante los años previos al crac de 2008 sino desde la década de 1960. El llamado ‘desarrollismo’ del régimen franquista comenzó a cambiar la cara de la que hasta entonces era una pequeña población de pescadores. Durante los últimos veinte años, prácticamente no ha quedado un solo centímetro por construir en Benidorm. En 2006 comenzaron las obras de ‘In Tempo’, complejo que iba a ser el rascacielos residencial más grande de Europa.

Proyectado por la promotora Olga Urbana, aunque su diseño correspondió a Florentino Regalado & Asociados, ‘In Termo’ cuenta con 52 plantas y 180 metros de altura, está ubicado en la Playa de Poniente y resulta visible desde varios kilómetros a la redonda. En estos momentos, tan faraónica obra se encuentra al 93% de su construcción. O se encontraba, puesto que Olga Urbana acaba de iniciar su proceso de liquidación por mandato judicial. En diciembre del año pasado se solicitó el concurso de acreedores, que no ha surtido los efectos deseados.

El juez observa una ‘absoluta falta de tesorería’ que imposibilita no ya continuar y finalizar las obras, sino mantener la propia actividad de la promotora. A la espera de comprobar si algún inversor decide hacerse cargo de la culminación del proyecto, ‘In Tempo’ permanecerá inacabado frente a la costa alicantina. Su estructura, prácticamente completada, puede divisarse incluso mar adentro. Desde luego, resulta difícil imaginar una metáfora más apropiada para lo visto en España en los últimos diez años.

Vía: Libre Mercado.

Foto: Stephen

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...