Patreon: una forma alternativa de financiar tu trabajo

Os damos consejos y recomendaciones sobre las formas en las que podéis aprovechar el uso de Patreon para obtener financiación.

Internet ha aumentado nuestras posibilidades de recibir financiación y de conseguir el presupuesto que necesitamos para alcanzar nuestros sueños y que podamos llegar lejos. Tenemos todo tipo de opciones para lograrlo, desde la finanaciación de Kickstarter hasta la de, por ejemplo, Patreon. O incluso los sistemas de “invítame a un café” que tan habituales son en todo tipo de páginas y plaformas. No obstante, hoy de lo que os vamos a hablar es de Patreon, un sistema tan eficaz como desconocido, al cual muchos emprendedores no le han tomado la medida porque no les ha quedado muy claro cómo funciona.

Patreon es, en cierta manera, un servicio joven. Ha tenido menos exposición que Kickstarter y eso mismo se puede ver en la ausencia de gran cantidad de rivales que ofrecen exactamente el mismo servicio. No es como Kickstarter, cuyo sistema se ha copiado en el mundo entero con todo tipo de alternativas. En el caso de Patreon, salvo por versiones que están más enfocadas hacia el contenido adulto o de influencers, no hay muchas opciones que ofrezcan un sistema tan sólido como esta.

Las bases del funcionamiento de Patreon

La principal diferencia que existe entre Patreon y Kickstarter se encuentra en el estado en el que está el “producto”. Si bien en Kickstarter los usuarios están poniendo dinero de su bolsillo por la promesa de un producto que se completará gracias a ese presupuesto, en Patreon el elemento por el que pagan-donan, ya existe y se encuentra en desarrollo constante. Esto, por ejemplo, convierte Patreon en el sistema ideal para aquellos profesionales que cuentan con seguidores.

Cada vez que un seguidor se suscribe a tu Patreon, lo que hace es comprometerse al pago de una mensualidad que irá parar directamente a tu cuenta de ingresos. Por supuesto, esas mensualidades se pueden parar en cualquier momento, por lo que no se trata de algo que acabe convirtiéndose en una carga para el fan. Este podrá cancelar su apoyo cuando lo crea conveniente, quizá porque ya no se puede permitir ese gasto o es posible porque haya cambiado de opinión respecto a lo que piensa del contenido al cual está apoyando. Por ejemplo, si un usuario apoya el Patreon de un escritor, pero no le han gustado los últimos escritos que ha publicado, se puede dar de baja como forma de confirmar que ya no está interesado en el contenido.

Creando distintos tipos de apoyo

Por otro lado, en Patreon se pueden delimitar distintos tipos de aportación para que cada seguidor pueda aportar el dinero que le interese dar a cambio de lo que se esté ofreciendo. Es decir, que se pueden ofrecer cuentas muy económicas que den acceso a un contenido básico y otras más avanzadas en las que las posibilidades aumenten de manera significativa. En cierto modo, es una manera de vender un servicio personalizado a las necesidades o intereses de cada cliente.

Muchos de los expertos en Patreon recomiendan ser amplio especificando niveles de apoyo. Por ejemplo, si se trata de un apoyo de 2 dólares, 5 dólares y 10 dólares mensuales, no está de más que también tengamos un apoyo de precio muy superior, como de 50 dólares. Eso hace que los apoyos previos, como el de 10 dólares, parezcan más atractivos, al tener un precio más comedido y aportar un gran valor de contenido. Así, por ejemplo, el apoyo de mayor precio se puede firmar con una recompensa que no sea tan determinante para disfrutar de la experiencia de seguir a ese profesional, como una conversación de chat con el usuario que haya dado el apoyo.

En cualquier caso, siempre hay que plantearse si los precios que se están estipulando son justos y realmente ofrecen valor. Nos tenemos que preguntar si nosotros pagaríamos eso en estar en la posición de nuestros seguidores y si creemos que es adecuado en lo que podríamos denominar como relación calidad-precio.

¿Qué tipos de profesionales tienen cabida en Patreon?

Es posible que te estés planteando esta pregunta si crees que Patreon podría entrar en tus posibilidades para obtener ingresos adicionales. Hay seis categorías principales en las que se suelen repartir los profesionales que ofrecen su contenido en Patreon: bloggers, artistas, youtubers, podcasters, músicos y escritores. Por supuesto, también se ha podido ver cómo Patreon se ha convertido en un buen lugar donde la prensa independiente encuentra su lugar, así como otras pequeñas empresas. Dependiendo del tipo de perfil en el que encajes, habrá unas recomendaciones u otras que tener en cuenta acerca de lo que puedes llegar a ofrecer a tus suscriptores.

Recomendaciones sobre qué ofrecer

Llegados a este punto, si ya tienes cierta audiencia, llevas un tiempo trabajando en la red en tu disciplina, y lo que quieres es comenzar con tu trabajo en Patreon, lo que necesitas es establecer una buena serie de recompensas. Al final eso es lo más importante, puesto que será lo que hará que tus seguidores encuentren valor o no en darte su apoyo.

Si trabajas en la producción de vídeo, sea cual sea el tipo de contenido, una de las posibilidades que puedes ofrecer es que las reproducciones de tus seguidores se realicen sin anuncios publicitarios. Estarás reduciendo tu margen de ingresos de YouTube, pero sabrás al mismo tiempo que tendrás un ingreso limpio y constante todos los meses que no dependerá de la plataforma de Google. Por otro lado, también puedes ofrecer la publicación de vídeos exclusivos a los que solo tendrán acceso tus seguidores en Patreon.

Para los mayores apoyos podrías grabar vídeos aún más especiales, como por ejemplo tutoriales 1 a 1 que hagas de forma específica para esas personas que te están dando su apoyo en el mayor nivel. También podrías hacer sesiones de streaming en vivo, individuales o de grupo, e incluso grabar vídeos que estuvieran condicionados por las peticiones que has realizado de tus seguidores. Por ejemplo, una de las primeras recompensas que puedes dar es que te den ideas sobre tus próximos vídeos.

El mismo tipo de contenido se puede ofrecer si, lo que haces, es escribir. Los seguidores de Patreon te pueden dar recomendaciones de textos en los que quizá no hayas pensado, hacer peticiones e incluso hay muchos casos en los que los fans hacen correcciones de las publicaciones. De forma inesperada, Patreon se puede convertir en la mejor herramienta que tienen los profesionales para mejorar y hacer un trabajo de mayor calidad. Para escritores, bloggers y otros profesionales que escriben, suele ser una recompensa inicial el compartir con los seguidores cuáles van a ser los próximos contenidos a realizar.

Se trata de la idea de compartir con ellos, en exclusiva, cuáles son nuestros planes, haciéndoles así cómplices del desarrollo de tu trabajo. También se pueden hacer clases de coaching, guías sobre cómo escribir o todo tipo de emisiones, incluso podríamos emitir en streaming la forma en la que escribimos en directo.

Otros profesionales ofrecen más contenido en Patreon, grabaciones de detrás de las cámaras, tomas falsas, sesiones de videollamada para debatir ideas o incluso dedicatorias. En otros casos se crean sesiones en las que participar en entrevistas, conversaciones de Discord y mucha interacción. Hay que tener en cuenta que los usuarios más exitosos de Patreon normalmente tienen un equipo detrás y han generado todo su proyecto a modo de negocio con una base muy sólida.

¿Cuánto cobra Patreon?

Como ya puedes imaginar, Patreon no es un servicio gratuito. La plataforma no existe por amor al arte, sino que tiene tres tipos de suscripción a los que los creadores de contenido se pueden apuntar. La más económica es la que deriva un 5% de tus ingresos a Patreon. Es la cuenta básica conocida como Lite. También es posible acceder a la cuenta Pro por un 8%, en la cual se proporciona un mayor soporte para que los recursos en el servicio de Patreon sean más completos y flexibles. Y, en último lugar, hay una cuenta del 12% de tipo Premium en la cual se recibe soporte de expertos y todo el apoyo para que los profesionales lleguen lo más alto posible.

Si comparamos estos costes con los de YouTube, que se queda un 45% de los ingresos de los usuarios y, además, pone requisitos realmente altos para comenzar a cobrar, en realidad no es tanto lo que le estamos dando a Patreon por proporcionarnos el soporte de su plataforma.

¿Nos interesa tener una cuenta de Patreon?

Hay que plantearse seriamente esta pregunta antes de saltar al ruedo. El principal motivo de ello es que tenemos que estar seguros de que vamos a poder cumplir las expectativas de quienes nos comiencen a apoyar. Es decir, si comenzamos un Patreon y recibimos el apoyo de 100 personas, serán 100 personas que estarán esperando que les proporcionemos el contenido que hemos acordado en las condiciones del servicio.

Si, por ejemplo, pasa 1 mes sin que hayamos actualizado nuestro perfil o sin haber creado contenido nuevo, podríamos generar una serie de malas vibraciones y malestar entre los usuarios. Recibiríamos críticas y, sobre todo, lo que ocurriría es que perderíamos el soporte financiero de quienes nos habían decidido apoyar inicialmente. Por ello, no es algo a lo que nos podamos exponer, sobre todo porque ganarse la confianza y el apoyo de los usuarios es complicado, pero perderla es tremendamente sencillo. Debido a esto, si vamos a empezar en Patreon, tenemos que estar muy seguros de ello.

Patreon se puede convertir en una fuente de ingresos principal si gestionamos de una manera eficiente el trabajo que hacemos con nuestro perfil. Pero hay que esforzarse y trabajar duro para que nuestra cantidad de suscriptores aumente y podamos llegar más alto. Quizá en un futuro podamos mantenernos únicamente gracias a los ingresos de Patreon.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...