Monago recupera el cheque bebé de Zapatero

El PP extremeño prepara un programa electoralista de ayuda a la natalidad para las rentas más bajas. La dirección nacional del partido guarda silencio.

monago

En el año 2007, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobaba una inesperada ayuda para los padres que pasaría a ser conocida popularmente como cheque bebé. Los recientes comicios autonómicos y municipales habían evidenciado la gran igualdad existente entre los grandes partidos. De hecho, el Partido Popular incluso había conseguido más votos que el PSOE, que seguía siendo el que más concejales poseía. Para romper dicho equilibrio, Zapatero lanzaba la que, sin saberlo, sería su última gran medida aprobada antes de la crisis.

El cheque bebé consistía en una prestación económica no contributiva cuya cuantía ascendía hasta los 2.500 euros. Este programa se aplicó entre el 1 de julio de 2007 (las elecciones municipales se habían celebrado en mayo) y el 31 de diciembre de 2010. Tan populista medida sería fuertemente criticada por el PP, que acusó al Ejecutivo socialista de irresponsable. Tres años después, el «popular» José Antonio Monago parece decidido a adoptar un programa similar en Extremadura. A falta de conocer la opinión de los dirigentes de la formación conservadora, la contradicción resulta evidente.

El presidente extremeño propone aprobar una ayuda de 1.400€ que en esta ocasión se reducirá a las familias con las rentas más bajas. Además, solamente podrán beneficiarse de estas prestaciones los niños que nazcan en municipios con menos de tres mil habitantes. No en vano, el objetivo del plan es luchar contra la despoblación rural. Ocurre sin embargo que el 83% de las localidades extremeñas reúnen las condiciones requeridas, por lo que el impacto del programa en las arcas públicas será considerable.

Monago ha insistido en la necesidad de evitar posibles fraudes, por lo que resulta conditio sine qua non estar empadronado al menos los tres últimos años en la localidad en cuestión para solicitar la ayuda. A la espera de conocer más detalles sobre la medida, todo apunta a que el PP extremeño busca mantener la neutralidad de IU y agotar la legislatura. Con todo, los tintes electoralistas de la iniciativa deberían obligar a la dirección nacional del partido a pronunciarse.

Fuente: Libertad Digital.

Foto: Esperanza Aguirre

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...