Innovación: todos la piden pero nadie la financia

El Estado destina entre 6.000 y 9.000 millones de euros para la innovación que sin embargo no llegan a los proyectos de los emprendedores.

innovacion

Una de las recomendaciones más habituales que reciben los jóvenes que quieren entrar en el mercado laboral como empresarios o profesionales por cuenta propia es la de ser creativos. O, dicho de otro modo, ser innovadores. Y es que, la innovación se ha convertido en una suerte de fórmula mágica con la que paliar las consecuencias más importantes de la crisis económica (desempleo y caída del consumo). Sin embargo, las ayudas públicas destinadas a tal efecto destacan por su ineficacia y su dudosa distribución.

De entrada, las partidas presupuestarias destinadas al fomento de la innovación en distintos ámbitos (negocios, ciencias, docencia…) han sufrido un duro recorte a consecuencia de la caída de los ingresos del Estado. Según distintas fuentes, en 2012 se presupuestaron entre 6.000 y 9.000 millones de euros en concepto de I+D+i (Investigación+Desarrollo+innovación). Resulta notorio que los resultados de esta política distan bastante de ser visibles. A juicio de Raúl Mata, presidente de e-Gauss Business Holding, el Estado no da ninguna ayuda si no tiene muy claro que el proyecto en cuestión será rentable.

Lógicamente, si la rentabilidad de las ideas empresariales fuera tan evidente, los emprendedores podrían acudir tranquilamente al banco a solicitar un crédito. La realidad sin embargo es que las entidades solo se involucran en proyectos de grandes empresas, que pueden avalar con su prestigio los riesgos que ello conlleva. La traducción de este comportamiento es que las empresas firmemente asentadas reciben muchas más facilidades que las que quieren abrirse camino desde abajo. Exactamente lo contrario de lo que publicitan los bancos en sus campañas.

Con todo, también hay pequeños motivos para la esperanza. Los «business angels» son figuras cada vez más frecuentes, si bien en España siguen brillando por su escaso número. Estos mecenas del s. XXI ponen el dinero necesario para dar vida a un proyecto empresarial que les llame especialmente la atención. De este modo, los emprendedores creativos consiguen poner en marcha su negocio mientras que los inversores pueden llegar a recibir beneficios millonarios. Se trata de una fórmula made in USA.

Fuente: Emprendedores.es

Foto: fotos GOVBA

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...