Contradicciones en el gobierno sobre el rescate

Las contradicciones en el seno del gobierno dirigido por Mariano Rajoy son cada vez más escandalosas. Si el jefe de gobierno y su ministro de economía, Luis de Guindos, no se pusieron de acuerdo para explicar cómo computaba el rescate a los bancos, las nuevas declaraciones desde Bruselas dejan, aún más si cabe, en evidencia al presidente Rajoy.

El rescate a la banca española fue vendida por parte del gobierno español a los ciudadanos como algo positivo. Cuando el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, anunció la medida en sus ojos se vio una luz de felicidad por lo que había conseguido. ¿Era cierto que el rescate iba a beneficiar a la sociedad española? O, más bien ¿era la excusa perfecta para seguir aplicando medidas de austeridad? No es la primera vez que se ha dicho aquí que sin políticas de crecimiento, toda economía basada en el déficit cero no tiene ningún sentido. El día después de haber recibido el OK de Bruselas para el rescate de la banca, Rajoy se congratuló del apoyo recibido por parte del Eurogrupo. Más pendiente de irse a ver el fútbol que de salvar a la nación que dirige, el político conservador dio el asunto por zanjado, lo que despertó muchas sospechas.

La sede del PP en Madrid

Tras pasar varias semanas, y una vez oficializado el rescate a la banca, la confianza de los inversores en la marca “España” sigue brillando por su ausencia. Mientras la agencia de calificación Moody’s prepara un severo correctivo para el sistema financiero español, la prima de riesgo vuelve a colocarse por encima de los 500 puntos básicos. Además, tampoco ha sido una buena jornada para el Ibex 35, que ha registrado una caída superior al 3,60% en una sola jornada. Ante estos datos, la sombra de un segundo rescate que se despliega sobre el país parece más grande que nunca. Como consecuencia, la última encuesta del Gabinet d’Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para El Periódico de Catalunya refleja que el Partido Popular ha perdido gran parte del apoyo social que tenía por su falta de claridad en el asunto del rescate. De hecho, si las elecciones se realizasen hoy, el grupo parlamentario popular habría perdido la mayoría absoluta. Ninguna fuerza política había dinamitado de tal manera su ventaja en tan poco tiempo.

Las continuas mentiras del Ejecutivo comienzan a recordar a las de la época de José María Aznar. Desde un primer momento, cuando se anunció el rescate, las declaraciones contradictorias del ministro de Economía, Luis de Guindos, y el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, anunciaron la que se nos venía encima. Sólo hay que recordar las declaraciones de este último (“Esto no tiene que ver con otros países, no hay condicionalidad económica para el país, sí para las entidades”) para darse lo que oculta el gobierno. Y es que Bruselas acaba de anunciar que el incremento de la deuda supondrá una mayor vigilancia del déficit.

Foto: ofernandezberrios

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...