La innovadora técnica del ‘deep injections’

El método del ‘deep injections’, patentada por la empresa italiana Uretek, se consolida como una alternativa mucho más precisa, rápida y limpia que la tradicional técnica de los micropilotes.

uretek

El mantenimiento de nuestra vivienda es algo muy importante para ahorrarnos dinero, sustos y problemas. Hoy os queremos hablar de un técnica muy interesante y reciente. Se trata del Deep Injections, y una de sus principales valedoras es la empresa Uretek. La compañía ofrece la mejor solución a los problemas de cimentación o deficiencias del terreno que pueda sufrir cualquier tipo de infraestructura. No importa si se trata de un edificio histórico o civil, una nave industrial, una vivienda privada o una piscina o centro deportivo; ellos tienen la solución a tu problema.

Esta empresa italiana, que nació en el año 1990, se ha consolidado como líder en el sector de la consolidación de suelos bajo cimentación y estabilización de edificios gracias a su innovadora técnica ‘deep injections’. Este método se alza en el mercado como una gran alternativa mucho más precisa, limpia y rápida que la tradicional técnica de los micropilotes ya que esta última implica utilizar maquinaria pesada y realizar obras de albañilería.

El método ‘deep injections’ es una técnica innovadora que consiste en la inyección de resinas expansivas especiales en el suelo. Gracias a esta solución es posible estabilizar los suelos, consolidar los cimientos de una construcción y resolver problemas relacionados con la capacidad de carga de los suelos de una manera definitiva y rápida. Esta técnica de Uretek, que posee su patente europea desde hace algunos años, constituye la mejor solución para los problemas de este tipo, da igual que se trate de un edificio histórico, de construcciones civiles o industriales, de iglesias, colegios u hospitales, etc. Ellos te propondrán una solución tras analizar detenidamente tu caso.

El procedimiento que lleva a cabo el equipo de Uretek para poner en marcha esta técnica es muy sencillo y seguro. En primer lugar un geotécnico ordena que se realicen una serie de pruebas según el tipo de terreno o de área sobre la que se va a trabajar con la intención de llevar a cabo un exhaustivo estudio del suelo. Es muy importante conocer el estado previo del terreno y de las estructuras así como el historial del hundimiento para poder determinar con exactitud la cantidad de resina que los técnicos van a tener que emplear.

Tras inspeccionar el área que se desea consolidar se hacen una serie de perforaciones directas sobre los cimientos, y en estas perforaciones se inyecta con unos tubos especiales Geoplus, una resina que se expande rápidamente produciendo así que el terreno se compacte. Una vez se aplica esta resina especial se produce una reacción química que provoca expansión de la masa y la consiguiente compactación del terreno. La finalidad de este proceso es evitar futuros hundimientos mediante la compactación. Hay que tener en cuenta que en tan sólo unos segundos la resina aumenta hasta 10-15 veces su propio volumen por lo que después de realizar esta operación, los resultados pueden observarse de manera prácticamente inmediata ya que al inyectar la resina se puede percibir el principio de levantamiento de la estructura.

La técnica del ‘deep injections’ es apta para todo tipo de suelos, ya sean cohesivos o granulares y también para todo tipo de cimentación  (no importa si se trata de zapatas aisladas, de losas de cimentación construidas con cualquier tipo de material o de zapatas corridas). Además, Uretek es una empresa con una gran conciencia social y la resina especial que utilizan para llevar a cabo la técnica del ‘deep injections’ no contamina. Se trata de una resina que no se presenta en forma de «espuma» sino más bien como un plástico muy duro que, aunque no es biodegradable, nunca se pudre.

La gran profesionalidad de esta empresa italiana que lleva trabajando en el mundo de la consolidación de suelos durante más de veinte años le lleva a mostrar un interés especial por la seguridad y la eficacia de sus obras. Tanto es así que la empresa lleva a cabo controles internos con penetrómetros dinámicos tanto antes como después de realizar el tratamiento ‘deep injections’ para poder ver la evolución y las mejoras que ha sufrido la infraestructura tras el procedimiento. Sin obviar que, quién lo desee, puede solicitar también controles externos.

A través de esta técnica Uretek ha solucionado problemas de cimentación de edificios de la talla del Hospital Universitario de Valladolid, el Museo de Historia Natural de París o la punta della Dogana en Venecia. Las ventajas de este método son innumerables. Se trata de una técnica económica y conveniente además de muy poco invasiva. No hay que hacer ni excavaciones ni complicadas obras de albañilería, tan sólo unos simples agujeros a través de los cuales inyectar la resina: fácil, rápido y eficaz. Además, otros de los puntos a favor de esta innovadora técnica que supone el ‘deep injections’ son que permite intervenciones parciales y localizadas y no produce vibraciones. Sin olvidar que desde Uretek aseguran una garantía de 10 años para todos los tratamientos hechos siguiendo este método, lo que proporciona a los clientes una sensación de máxima seguridad y confianza en esta empresa líder en el sector.

Foto: andrewmalone

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...