Twitter celebra su primera década de vida con importantes asignaturas pendientes

La herramienta de comunicación global cumple diez años con una influencia inédita pero con creciente desconfianza por parte de los inversores pese a los últimos cambios.

twitter

El 21 de marzo de 2006, un joven Jack Dorsey enviaba el que sería el primer ‘tuit’ de la historia. ‘Just setting up my twttr’ (ya he activado mi twitter) fue el escueto mensaje con el que se comunicó al mundo el nacimiento de una red social que modificaba notablemente la filosofía más audiovisual de Facebook. Nacía una plataforma, por entonces conocida como Twttr, que iba a permitir a sus usuarios enviar mensajes con un número limitado de caracteres desde cualquier parte del mundo.

Si bien Twitter no arrancaría su actividad propiamente dicha hasta ese verano, ese primer mensaje ya permitía descifrar cuáles serían las características de un servicio que iba a popularizarse con una rapidez inusitada. En 2007 llegaron los célebres ‘retuits’, dando verdadero contenido a la filosofía de inmediatez y socialización de la plataforma al posibilitar que un mismo mensaje pueda ser reenviado por millones de usuarios. Poco a poco, Twitter ser convertiría prácticamente en una herramienta de información, alcanzando una gran influencia en procesos críticos como la Primavera Árabe y otras movilizaciones sociales.

Celebridades de todos los ámbitos se han dejado seducir por las facilidades que pone esta plataforma para comunicarse con sus seguidores o emitir comunicados oficiales reducidos. En 2015, Twitter acometió importantes cambios para tratar de capear sus sorprendentes problemas financieros. De este modo, llegó la opción ‘Periscope’, que permite realizar una grabación panorámica de corta duración, y se modificaron los algoritmos que ordenan los ‘tuits’, pasando de un orden cronológico a otro en función de la relevancia de cada mensaje. Entretanto, también hemos asistidos a reemplazos más o menos sonados en la cúpula corporativa.

En opinión de distintos analistas, el problema de Twitter no estriba en la mala respuesta del mercado, entendiendo este como sus usuarios registrados, sino en la dificultad de establecer exactamente cuál es su modelo de negocio (algo que desconcierta a los inversores). Su cotización bursátil ha sido seriamente castigada en los últimos años hay quienes apuntan que no puede medirse esta plataforma como una red social sino como una herramienta de comunicación.

Vía: GenBeta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...