Ryanair y las ‘low cost’ se frotan las manos por la caída del petróleo

Las compañías aéreas ven reducidos sus costes operativos gracias al hundimiento de los precios del crudo, especialmente las aerolíneas de bajo coste.

ryanair

En las últimas semanas, las noticias sobre las consecuencias de la caída de los precios del petróleo se han centrado, fundamentalmente, en analizar la situación de los países más perjudicados y de las economías más beneficiadas. Sin embargo, resulta evidente que el sector empresarial también tiene mucho que ganar, en la mayoría de los casos, por el hundimiento del crudo. Uno de los mercados donde resulta más evidente cualquier fluctuación en el precio de los combustibles es el de las compañías aéreas.

Con una caída acumulada del 45% desde los precios máximos del año, las aerolíneas están comenzando a notar cómo uno de sus costes fijos más abultados se reduce sensiblemente. Aunque es cierto que una parte importante del precio de los combustibles no obedece a los movimientos en el mercado del petróleo, resulta obvio que las compañías están obteniendo un balón de oxígeno considerable. Uno de los casos más evidentes es el de Ryanair, aerolínea cuyos gastos de combustible suponen el 45% del total. La empresa irlandesa puede firmar récords de beneficios en 2015 por este motivo.

Las ‘low cost’ son, desde luego, las compañías más beneficiadas del sector, dado que entre las aerolíneas convencionales los costes fijos asociados a la compra de combustible se mueven en torno al 30% de los gastos totales. Eso sí, el año próximo caerán hasta el 26% del total, cifra que podría ser incluso más baja de prolongarse la actual situación de bajos precios del crudo. Con todo, los usuarios no deberían esperar que los precios de sus billetes de reduzcan de la noche a la mañana.

La práctica totalidad de compañías aéreas firman contratos de abastecimiento de combustible que les garantizan una horquilla de precios fija independientemente de las variaciones experimentadas en el mercado. Dicho de otro modo, las aerolíneas tienen acuerdos cerrados que les permite comprar combustible a precios normalizados, no alterándose en exceso ni en las subidas ni en las bajadas del crudo. Por ello, hasta que expiren dichos contratos muchas compañías no pueden bajar los billetes. Tiempo al tiempo.

Vía: Expansión

Foto: Angelo Romano

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...