Pulso entre gigantes por KNP

Carlos Slim trata de frustrar la compra de E-Plus por parte de Telefónica aun a riesgo de afectar a la salud financiera de América Móvil.

kpn

Las relaciones entre América Móvil, propiedad del multimillonario Carlos Slim, y la española Telefónica, pueden definirse fácilmente como de amor/odio. En los últimos años, los dos gigantes de las telecomunicaciones han competido a brazo partido por ampliar sus cuotas de mercado en todo el mundo. Especialmente reseñables resultan las luchas vividas en Brasil y México, territorio natal de Slim, para acabar con la hegemonía de América Móvil en la región. El año pasado, la compañía presidida por César Alierta consiguió que el Ejecutivo mexicano regulara en contra de las prácticas monopolísticas de Slim. Ahora, el magnate azteca parece decidido a devolver el golpe en territorio europeo.

En los últimos meses, Telefónica ha ido madurando la operación de compra de E-Plus, empresa filial de la operadora holandesa KPN en Alemania. La adquisición se cerró el pasado 27 de julio con un importe que asciende a 8.100 millones de euros. Tanto el Consejo de Administración de la compañía española como sus inversores han respondido de forma muy positiva al acuerdo, considerando que se trata de una muy buena oportunidad para ganar terreno en Europa. Recordemos que el año pasado Telefónica ya consiguió la mayoría de sus beneficios en América Latina (51,4%), por lo que para el presente ejercicio se había propuesto aumentar su cuota de mercado en Europa. Ocurre sin embargo que Carlos Slim parece decidido a entorpecer al máximo la operación. Ni corto ni perezoso, el hombre más rico del mundo ha presentado una oferta de 7.200 millones de euros por el 69,9% de KPN que no controla.

Lógicamente, al presentar una oferta por la matriz KPN, la filial E-Plus también pasaría a manos de Slim. No obstante, la contraoferta de Slim no es tan atractiva como podría pensarse. De entrada, los inversores recibieron la noticia con una sonora caída de la cotización de América Móvil (-6,09%). Además, para poder cumplir el acuerdo de compra, América Móvil tendría que incurrir en un endeudamiento peligroso que podría afectar a su calificación crediticia. Telefónica por su parte ha aceptado el pulso.

Fuente: elEconomista.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...