Oleada de resultados, así están rindiendo las grandes empresas españolas en 2016

El Santander resiste mejor de lo esperado, Telefónica y Repsol reducen drásticamente sus beneficios, Endesa y Grifols se mantienen sin grandes cambios y Red Eléctrica despunta.

empresas

Como suele ser habitual por estas fechas, las grandes compañías españolas están presentando sus resultados trimestrales o semestrales. Generalmente, las oleadas de datos de facturación, beneficios o rendimiento de la actividad en su conjunto que se muestran a mitad de año suelen ser algo cautas, siendo posible, sin embargo, constatar tendencias. Por ello, hoy repasamos las cifras que han presentado algunos pesos pesados de nuestra economía. Santander, Telefónica, Repsol, Endesa, Grifols o Red Eléctrica constituyen una muestra muy representativa del tejido empresarial español y sus cuentas definen en gran medida la salud económica del país.

Santander, gana menos pero supera previsiones

Este es el mejor titular que podría hacerse de las cuentas presentadas por la entidad presidida por Ana Patricia Botín. Se daba por descontado que el Santander se enfrentaba a demasiados frentes como para salir indemne y por ello ha sido un gran consuelo que el golpe no alcanzara las dimensiones esperadas. El beneficio ordinario del primer banco español en el primer semestre se ha situado en 3.280 millones de euros, un recorte del 4,3% en comparación con el mismo periodo de 2015. Conviene tener presente que el beneficio total cae un 32% pero que el año pasado sumó unas plusvalías históricas tras ganar un pleito millonario en Brasil.

Telefónica, mantiene el dividendo pese a la tormenta

Las primeras cuentas de la etapa de José María Álvarez-Pallete al frente de la compañía muestran un deterioro en línea con lo esperado. Los ingresos caen un 7,1% y el beneficio operativo un 10,9%, si bien el recorte más grande se lo lleva el beneficio neto, que se desploma un 42,1%. Ello se explica porque el beneficio se ha hundido un 54,6% en el segundo trimestre tras posponer las ventas de O2 y Telxius por la incertidumbre generada tras el ‘Brexit‘. Si se retoman estos proyectos, el balance podría mejorar considerablemente.

Telefónica ha registrado datos de ingresos y endeudamiento algo peores de lo previsto, en tanto la deuda neta asciende a 52.568 millones de euros. Este es el apartado que más preocupa a los inversores y por ello no sorprende que la cotización de la compañía cayera un 4% al arrancar la siguiente sesión bursátil tras la presentación de resultados. Quizá para serenar los ánimos, Telefónica ha confirmado que mantendrá su dividendo cueste lo que cueste. Veremos si puede cumplir su promesa.

Repsol, a provisionarse con el ajuste en mente

No corren buenos tiempos para las compañías de hidrocarburos y Repsol ve cómo el beneficio neto cae un 39,3%. No obstante, conviene realizar la apreciación de que la firma ya ha efectuado provisiones por importe de 346 millones de euros, con las que espera cumplir su programa de ajuste interno. Dichas correcciones se efectuarán entre 2016 y 2018 pero se han contabilizado íntegramente en las cuentas del primer semestre de este año. Una política previsora a falta de ver si repunta el mercado.

Endesa, resultados agridulces

La compañía eléctrica también está muy expuesta a las presiones bajistas en el mercado de la energía pero podría decirse que ha capeado el temporal con bastante solvencia. Su beneficio neto cae un 8,5% pero si se excluyen las provisiones realizadas (que alcanzan los 72 millones de euros), el beneficio operativo se sitúa en positivo al repuntar un 7,9%. Este dato implica que la rentabilidad del negocio de Endesa sigue siendo interesante. Además, la compañía de Borja Prado ha anunciado la compra del 60% del accionariado de la renovable Enel Green Power España (de la que controla actualmente el 40%).

Grifols, buena primera mitad de año

Sin ofrecernos demasiados titulares, la farmacéutica-hospitalaria ha firmado un buen primer semestre. Sus ganancias repuntan un 1,1%, lo que, teniendo presente el sesgo general del mercado, puede considerarse una cifra bastante positiva para una compañía de su calibre. Los ingresos crecieron un 2,7% y el ebitda (resultado bruto de explotación) cayó un 1,3%. Sus diferentes líneas comerciales intercalan ganancias y pérdidas con un saldo final positivo.

Red Eléctrica, meritorio rendimiento

La política de optimización de recursos y control exhaustivo en los gastos de Red Eléctrica ha arrojado unos resultados muy positivos. Aunque los ingresos caen un 0,5%, el beneficio neto crece un 4,8% a consecuencia de estas medidas de ahorro. Los costes de aprovisionamiento, por ejemplo, se han reducido un 12,8%, lo que ha permitido incrementar el gasto en personal y disparar las inversiones.

Foto: @3dmentat

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...