Nuevo mazazo a la credibilidad de Samsung

La compañía se ha visto involucrada en una trama de corrupción que sacude a la sociedad surcoreana justo después del golpe del Galaxy Note 7.

samsung

Hace algunas semanas, los vídeos protagonizados por el móvil estrella de Samsung, el Galaxy Note 7, se volvieron virales para desgracia de la firma surcoreana. Y es que, el ‘smartphone’ en el que se habían depositado tantas esperanzas presentaba un problema en su sistema de alimentación, con numerosos casos de unidades que explotaban. Rápidamente, los analistas se pusieron a hacer cálculos en torno a cuánto ascendería la factura para Samsung. Con este incendio todavía vivo, la marca asiática se enfrenta a otro fuego no menos intenso.

El pasado martes 8 de noviembre, la Fiscalía de Corea del Sur ordenaba el registro de la sede central de Samsung en Seúl. El motivo, una supuesta conexión entre la compañía (la más importante del país de Extremo Oriente) con una trama de corrupción política de grandes magnitudes. La investigación, que ha sacudido al país, tiene como principal objetivo determinar la supuesta responsabilidad de Park Geun-hye, presidenta surcoreana, en un escándalo de tráfico de influencias y fraude de tintes casi cinematográficos. Geun-hye habría sido manipulada por una amiga de confianza.

Sería esta amiga, Choi Soon-sil, la que habría conseguido que Samsung realizara un pago de 2,8 millones de euros a una empresa a su nombre para sufragar gastos domésticos. Sería simplemente un pequeño grano de arena en la gran montaña de falsas donaciones que Choi logró gracias a su influencia sobre la presidenta. En estos momentos, la Fiscalía surcoreana cifra en 68 millones de euros la cuantía de todos los ingresos fraudulentos recibidos por las sociedades y fundaciones de Choi.

Lógicamente, la presidenta Park es la principal perjudicada de este turbio asunto, con manifestaciones constantes exigiendo su dimisión y con una creciente presión por parte de su propio partido para que proceda de ese modo. No obstante, la imagen de la policía entrando en la sede de Samsung no le viene precisamente bien a una compañía que se ha convertido en el blanco de las burlas de los internautas. La investigación podría poner al descubierto prácticas bastante indignantes para la opinión pública surcoreana.

Vía: El País.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...