Los fármacos genéricos duplican sus ventas desde 2010

Las ventas de medicamentos de marca caen un 30% al tiempo que la facturación de los laboratorios que los desarrollan lo hace en un 27%.

genericos

Numerosos informes demuestran que a la hora de realizar la compra semanal en el supermercado los productos etiquetados como ‘marcas blancas’ o ‘marcas propias’ son los más recurrentes en muchos casos. Los precios notablemente más económicos en comparación con los artículos de marca atraen a cada vez más consumidores cuyo bolsillo se ha visto castigado por la crisis, generando lógicamente un impacto considerable en los resultados de estas firmas. Recientemente hemos conocido que el sector de la salud presenta un comportamiento muy similar.

El Boletín de Coyuntura del Mercado del Medicamento, órgano de publicación mensual perteneciente a Farmaindustria (patronal de los laboratorios españoles de investigación farmacológica), pone de manifiesto que las ventas de sus medicamentos se han desplomado desde 2010. Concretamente, el número de unidades vendidas ha caído un 30%, al tiempo que la facturación total del sector retrocede un 27%. Estos niveles comprometen según el mismo informe la calidad de la investigación en España y por ende de los medicamentos, ya que los laboratorios han tenido que reducir sus investigaciones por la falta de ingresos.

Frente a esta realidad, los fármacos genéricos, aquellos cuya producción ha sido liberalizada de cualquier patente y por tanto pueden producirse en masa por cualquier industria, han duplicado sus cifras de negocio durante el mismo periodo. Y es que, a pesar de las lógicas precauciones que los usuarios toman en el terreno de la salud, las propiedades de los medicamento genéricos no difieren sustancialmente de las de los desarrollados por grandes laboratorios. De ahí que su presencia en los botiquines domésticos se haya disparado.

No puede obviarse tampoco que las medidas aprobadas por los distintos gobiernos españoles para ‘recomendar’ la dispensación de fármacos genéricos a los facultativos del sistema público de salud. De este modo, en 2010 y 2012 se aprobaron dos reales decretos cuyo objetivo era contener el gasto farmacéutico, lo que marcó según los laboratorios el verdadero punto de inflexión del negocio. Los copagos aprobados con posterioridad no tendrían en cambio demasiada incidencia en su facturación, aunque sí el menor gasto público en investigación.

Vía: elEconomista

Foto: Fernando Mafra

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...