La utilidad de los currículums ciegos en Reino Unido

Reino Unido intensifica sus campañas para que las grandes compañías no perpetúen las brechas socieconómicas, contratando solo a los candidatos de mayor extracción social.

cv

No es infrecuente escuchar que en una convocatoria laboral algunos candidatos con sólidos currículums han sido descartados en beneficio de aspirantes que, a priori, partían por detrás en lo que a formación se refiere. Ello suele llevar a acusaciones de trato de favor o de amiguismo en la selección de personal, siendo una práctica demasiado común. En Reino Unido, país en el que la distinción entre capas sociales sigue latente al menos en la mentalidad popular, se están tomando medidas para evitar las situaciones descritas.

La gran propuesta para acabar o reducir el ‘enchufismo’ es la presentación de currículums ciegos, esto es, documentos que no incluyen el nombre del candidato. La recomendación ha sido incluso avalada por el propio Primer Ministro David Cameron y va especialmente dirigida a los grandes bufetes y compañías de la City londinense. El objetivo es conseguir una movilidad social real que permita que cualquier persona capaz pueda mejorar su situación socioeconómica. Una de las bases intelectuales de esta y otras políticas es el libro de una profesora de la Kellog School of Management.

Lauren A. Riviera apunta a que las firmas más prestigiosas suelen preferir a candidatos de clase media-alta o alta, al tiempo que estos también son los mismos a los que se da prioridad a la hora de realizar prácticas formativas (sobre todo si estudian en una gran universidad). El currículum ciego sería un primer paso pero que debe ir acompañado de un cambio profundo en la mentalidad de estas compañías, que en ocasiones están verdaderamente obsesionadas con los orígenes de sus empleados.

Por el momento, empresas de la talla de HSBC, KPMG o Deloitte, todas ellas icónicas de la City, han secundado la propuesta de los currículums. Otras, como EY y PwC han anunciado que modificarán sus criterios de evaluación de las candidaturas, restando peso a los elementos más susceptibles de esconder una brecha económica. Lógicamente, implementar todas estas medidas y acabar con la endogamia corporativa no será sencillo. También requerirá un esfuerzo por parte de los aspirantes en cuanto a sus habilidades sociales.

Vía: ElBlogSalmón.

Foto: Casper1774 Studio

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...