La interminable Odisea del Valencia CF

La Justicia suspende cautelarmente el aval de la Generalitat Valenciana ante Bankia y alienta los temores a la posible desaparición del club.

mestalla

El próximo año se cumplirán diez años del histórico doblete firmado por el Valencia CF en 2004, cuando se alzó campeón de la Liga y de la Copa de la UEFA. Diez años en los que la realidad del club ha dado un giro copernicano, llevando a la entidad a tener seriamente comprometida su continuidad. Los errores de gestión, las dificultades propias del momento y la concatenación de despropósitos financieros han llevado a uno de los equipos más entrañables de España a una situación límite.

El pasado viernes, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Valencia suspendía el aval que la Generalitat Valenciana había firmado en favor de la Fundación VCF, principal accionista del club de Mestalla. A pesar de que se trata de una medida cautelar, dicho aval era la principal garantía que Bankia tenía por parte del Valencia. Los tribunales han considerado que el crédito logrado gracias a la intervención del Instituto Valenciano de Finanzas no era de interés público y además conllevaba serios riesgos de impago.

La noticia llega en uno de los momentos más difíciles de la historia reciente de la entidad blanquinegra. Hace escasas semanas, Bankia anunciaba su interés por vender el club a cualquier inversor que quisiera hacerse cargo de la copiosa deuda que arrastra. Aunque no ha habido ninguna puja por el momento, la afición valencianista se mantiene expectante ante la posibilidad de que su club desaparezca tal y como lo conocen en la actualidad. Un extremo este que se ha descartado tajantemente desde el Consejo de Administración.

Recordemos que la Fundación VCF posee el 75% de las acciones del club gracias al crédito concedido por Bankia, cuyo impago haría que la propiedad del Valencia recayera en la entidad financiera. Un préstamo al que cabe sumar otros 220 millones de euros que el Valencia adeuda a Bankia. Para colmo de males, los mazazos administrativos y judiciales van de la mano de la pésima trayectoria deportiva del equipo, un cóctel que ha soliviantado los ánimos en Mestalla. Malos tiempos para celebrar gestas del pasado.

Fuente: Expansión

Foto: unoodostoques

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...