La industria cárnica busca capear las recomendaciones de la OMS

Los productores españoles exhiben sus datos más recientes para alertar sobre los riesgos económicos de modificar los hábitos de consumo tras los datos de la OMS.

carne

Recientemente conocíamos algunos datos adelantados del próximo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Lo más llamativo de estas informaciones es que alimentos tan consumidos como las carnes procesadas o las rojas elevan el riesgo potencial de sufrir determinados tipos de cáncer. Rápidamente, el revuelo mediático se hizo notable en España, un país con hábitos de consumo claramente distintos a las recomendaciones de este organismo. Paralelamente, el sector cárnico español se ponía en pie de guerra contra lo que considera un ataque.

El principal argumento utilizado por los productores es el tamaño de esta industria en nuestro país. Frente a las primeras encuestas realizadas tras el anuncio de la OMS, en las que el 50% de los consultados aseguraban que reducirían en distinta medida el consumo de los alimentos señalados, el sector asegura que supone el 21,6% de la producción alimentaria del país. Esto se traduce en unas cifras de negocio que en 2014 movieron 22.168 millones de euros, el 2,2% del PIB nacional, con una clara vocación exportadora.

No en vano, las ventas en el exterior alcanzaron un valor de 4.350 millones de euros con un tamaño 1,71 millones de toneladas de carne. En este tablero de juego desempeña un papel clave el cerdo, cuyos productos derivados constituyen el 61% del tamaño del sector. Cabe recordar que España es el cuarto productor mundial de carne porcina, algo especialmente meritorio habida cuenta de que los dos primeros productores (China y Estados Unidos) son considerablemente más grandes territorialmente hablando.

Por último, en cuanto al consumo de los españoles, la carne es el producto con más peso en la cesta de la compra. Así, los españoles se gastaron 14.657 millones de euros en derivados cárnicos, cifra que prácticamente iguala a lo desembolsado por pescados (8.911 millones) y lácteos (8.336 millones) conjuntamente. A tenor de todas estos estos datos, no es de extrañar que tanto los responsables del sector como las autoridades políticas se inquieten por la posible reacción de los consumidores que, por ahora, es una incógnita.

Foto: Lisovskaya Natalia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...