La Generalitat Valenciana cerrará RTVV al ser «inviable» la readmisión del personal afectado por el ERE

El Gobierno valenciano decide cerrar la televisión autonómica al carecer de recursos para hacer frente a la readmisión de los trabajadores afectados por el ERE que los tribunales han anulado

Canal 9

El huracán de deudas y conflictos judiciales ha acabado finalmente por llevarse por delante al ente público Radio Televisión Valenciana (RTVV). El anuncio y ejecución del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y su anulación en los tribunales ha puesto a la Generalitat Valenciana en un callejón sin salida forzando la decisión del Ejecutivo autonómico, presidido por Alberto Fabra, de cortar la señal y cerrar la cadena.

El ERE afectaba a un millar de trabajadores de la entidad pública, a los que ya se les había comunicado su cese como empleados. La decisión del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana bloqueando la ejecución del ERE ha sido el detonante que ha llevado a la Generalitat a cortar por lo sano, ante la imposibilidad de correr con los gastos de personal que supondría la readmisión de la plantilla.

El ente tiene un agujero contable de grandes dimensiones, según ha comunicado el propio Fabra, y se encuentra en una situación en la que no es posible seguir adelante, ya que acatar la resolución judicial supondría un desembolso de cerca de 72 millones de euros, de los que ahora se carece.

El paso dado por el Gobierno autonómico ha desatado una cascada de críticas y protestas, muchas de ellas emitidas y protagonizadas en directo por los propios trabajadores de la enseña. Unas reivindicaciones que no han conseguido mover un ápice la decisión adoptada por la Generalitat.

En este sentido, ha sido el propio Fabra quien ha puesto sobre la balanza el reparto de las partidas económicas asegurando que no se va a restar dinero de otras áreas como educación o sanidad para inyectarlo en el área de comunicación.

No son buenos tiempos para la profesión periodística ni tampoco para la gestión de grandes buques insignias de la Comunidad Valenciana. Los escándalos no solo han afectado a este ente público, ya que echar la vista atrás pone sobre la mesa titulares como los cosechados por otros emblemas autonómicos como es el caso de Caja Mediterráneo (CAM), en el sector de la banca.

fuente: Cinco Días

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...