La crisis de Fagor pone a la directiva del Grupo Mondragón contra las cuerdas y fuerza la dimisión de su presidente

La crisis que atraviesa Fagor Electrodomésticos fuerza la dimisión del presidente del Grupo Mondragón, Txema Gisasola. La enseña apuesta por designar una comisión gestora para tomar de forma provisional las riendas de la compañía.

Fagor

Los reveses económicos a los que ha tenido que hacer frente Fagor Electrodomésticos en la última etapa han acabado por pasar factura a su cúpula directiva. El presidente de Grupo Mondragón, cabeza visible de este buque insignia del País Vasco, Txema Gisasola, ha dado el paso de presentar su dimisión alegando motivos personales.

Esta decisión suma un nuevo contratiempo al entramado cooperativista en una etapa marcada por los sobresaltos, después de que hace unos meses Fagor se viera abocada a presentar un concurso de acreedores. El agujero en el que caía la firma provocó que los trabajadores salieran a la calle y señalaran con el dedo a Gisasola como responsable de la deriva en la que se encontraba inmersa la enseña.

Ante esta situación, la firma ha manifestado su intención de no precipitarse en la designación del que será el nuevo presidente del grupo, en una apuesta clara por abrir un periodo de «diálogo y evaluación» que permita seguir caminando en la línea adecuada.

Txema Gisasola cierra así una etapa al frente de la corporación que arrancó hace ya unos cuantos años, en concreto en 2004 y se va diciendo adiós con un mandato inacabado, al que todavía le quedaban dos años por delante. Su decisión es fruto del desgaste acumulado desde el pasado mes de octubre, cuando estalló la crisis del grupo. Una tensa realidad que puso en jaque puestos de trabajo y la continuidad de la producción.

Para afrontar este periodo de reflexión, el grupo ya ha hecho pública su intención de designar una comisión temporal que se encargue de la gestión de la corporación. Un equipo directivo provisional que guiará los pasos del entramado empresarial en el que se integra Fagor Electrodomésticos, hasta la celebración en los próximos meses del Consejo General del grupo, del que saldrá el nombre de la persona que cogerá las riendas de la enseña.

De una forma o de otra, la apuesta por el modelo de cooperativa es «incuestionable» y continuará siendo una de las máximas sobre las que el grupo seguirá asentando sus señas de identidad.

vía: El Economista

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...