La compañía Sony reestructura sus líneas de negocio y anuncia que dejará de producir los ordenadores Vaio

La multinacional Sony pone fin a la fabricación de sus ordenadores Vaio. Una apuesta deficitaria que la sitúa ahora ante la necesidad de hacer severos recortes en la plantilla

vaio

La poderosa compañía de tecnología Sony da un portazo definitivo a la producción de ordenadores. Este gigante japonés ha decidido dejar de fabricar la marca de computadoras que sacó en 1996 al mercado bajo la denominada línea Vaio. A este tijeretazo en sus líneas de producción se suma el ya anunciado en el departamento de televisores, medidas que supondrán la salida de la enseña de cerca de 5.000 trabajadores.

La multinacional plantea, de esta forma, vender el área de computadoras y cuenta ya con una oferta firme sobre la mesa llegada de un fondo de inversiones japonés, aunque la cuantía a la que podría ascender la operación aún se desconoce de manera oficial. Pese al secretismo de las cifras, diferentes fuentes financieras y periodísticas elevan la operación hasta los 300 millones de euros.

El paso drástico dado por Sony es fruto de la caída en picado que desde hace unas largas temporadas lleva registrando su sección de computadoras. Un área que, pese a estar abanderada por los cuidados y llamativos diseños de su línea Vaio, no ha conseguido posicionarse con firmeza en el mercado.

Los rasgos distintivos con los que Sony dotó a estas computadoras llamaron incluso la atención de la empresa Apple, que intentó acercar posiciones con la compañía nipona para buscar compatibilidades entre los productos de ambas firmas, encontrándose con la negativa de la mercantil asiática.

De una forma o de otra, la compañía se embarca en un duro proceso de reestructuración en el que espera soltar el lastre suficiente para remontar posiciones en el mercado. Las noticias sobre los tambaleos que se registraban en el seno de la empresa ya han sido noticia, con diferentes advertencias en las que se anunciaban despidos cuantiosos.

La empresa, que tiene su sede en Tokio, lleva meses a vueltas con sus índices de resultados, viéndose obligada a ir aminorando las previsiones de beneficios y crecimiento, tanto para el ejercicio de 2013, como de cara al transcurso de 2014. Sus líneas de videojuegos y la oferta relacionada con la música son los anclajes más sólidos para la firma, en estos momentos.

vía: Cinco Días

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...