HBO Max surfea su particular crisis con decisiones drásticas

El futuro de HBO Max se pone en jaque a la vista de varias de las decisiones que ha tomado su directiva.

Hace unos días hablamos de cómo Netflix estaba sometiéndose a varias rondas de despidos debido a la caída en volumen de suscriptores que había tenido en los últimos tiempos. Ya dijimos en ese momento que la crisis del streaming existe y que los principales servicios están surfeándola como pueden. Después de la pandemia y los confinamientos, a los usuarios les preocupa menos tener 10 suscripciones de vídeo y prefieren dedicar su presupuesto a otro tipo de propuestas.

Por ello, están cayendo las cantidades de nuevos suscriptores y el dulce crecimiento que vivieron meses atrás se está estancando. Eso, por supuesto, requiere de giros de volante para poder ajustar la situación y que así las cosas puedan seguir su curso sin que los servicios se vean afectados. Tras Netflix es HBO Max el servicio que se ha puesto en portada en los principales medios del mundo. Y lo ha hecho por varias decisiones que han traído cola y que dejan claro que la situación actual de la plataforma de Warner no es precisamente buena. ¿Qué ha pasado?

Lo primero, hay que decir que HBO Max tiene entre manos una reunión con accionistas que servirá para poner la situación en su sitio y llegar a conocer qué es lo que ocurre exactamente en la empresa. De momento, vamos a repasar cuáles son los últimos movimientos que se han producido en el servicio, comenzando con la cancelación de una película que ya se encontraba prácticamente terminada.

Canceladas dos películas muy esperadas

No es que se esperase que Scoob!: Holiday Haunt y Batgirl fueran películas de Oscar, pero sí que se encontraban entre los estrenos exclusivos de HBO Max más esperados del año. No obstante, Warner Bros. Discovery, la nueva fusión corporativa al frente de la compañía, ha anunciado la cancelación de ambos proyectos. Lo peor de todo es que no se trata de películas que estuvieran en fase de desarrollo, sino que las dos producciones ya se habían completado casi al 100%.

Ambos films habían llegado al punto en el que se hacen pases de prueba para comprobar cuál es el tipo de reacción que genera entre los posibles espectadores. En el caso de Batgirl, solo se hizo un pase y las opiniones no fueron precisamente buenas. Pero también es cierto que faltaban introducir efectos especiales y que, por otro lado, un pase de prueba no es suficiente como para hacerse una opinión. Por lo tanto, está claro que no era un problema de calidad, especialmente teniendo en cuenta que Warner ha estrenado películas que eran claramente peores.

Uno de los inconvenientes de la pérdida de Batgirl se encuentra en la oportunidad desaprovechada de ver al actor Michael Keaton vestido de nuevo como Batman. La otra película donde eso ocurrirá, The Flash, podría ser cancelada debido a los muchos problemas que ha generado el actor protagonista, Ezra Miller. Eso dejaría a Michael Keaton sin la posibilidad de que sus miles de fans le vuelvan a ver interpretando al héroe que interpretó de manera implacable en el cine de los 90.

Eso sí, sobre Batgirl, Warner ha mencionado públicamente que la calidad no ha sido el problema, sino que están haciendo un reajuste de su planificación y creen que es mejor no estrenar el film. Lo mismo ha pasado con la película animada de Scooby Doo, la cual seguro que hubiera tenido un buen impacto entre los más pequeños de la casa. También se comenta que ambas cancelaciones podrían estar relacionadas con impuestos y el intento de Warner de ahorrar dinero.

Retirada de películas exclusivas de HBO Max

Si bien la cancelación de películas ya completadas resulta totalmente inexplicable, todavía es más raro que HBO Max haya comenzado a eliminar de su catálogo algunos títulos exclusivos de la plataforma. Son producciones que se han rodado de forma específica para el servicio de streaming y que deberían formar el grueso del contenido exclusivo disponible en el mismo. De ahí que resulte extraño que se hayan eliminado prácticamente por arte de magia.

La única explicación se encontraría en que fueran contenidos que pudieran ser licenciados a otras plataformas. Por ejemplo, películas que, en una situación crítica en la que necesitasen fondos, pudieran terminar llegando a servicios rivales, como Disney Plus o Netflix. Claro está, este tipo de situación no encaja en el caso, dado que es improbable que HBO Max vaya a licenciar las películas que ha producido en exclusiva y que así pierda la gran baza que tenía hasta ahora. O ¿Quién sabe? Quizá sí hayan pensado en ello.

Algunos de los films que han desaparecido son Encurtido en el tiempo, Las brujas de Roald Dahl, Charm City Kings, Superintelligence o Confinados. Además, se rumorea que las demás películas y series que había en desarrollo, quedarán canceladas. No todas ellas, dado que algunas ya se ha mencionado que están a salvo, pero sí una gran cantidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...