HBO Max introduce su suscripción con publicidad

La suscripción barata con anuncios de HBO Max llegará después del estreno de la reunión de Friends y no tendrá estrenos de cine.

La guerra del streaming cada vez se está poniendo mejor. Los proveedores de contenidos digitales están armándose con todo lo que pueden para atraer a los suscriptores. Y HBO Max, que ha sido una de las últimas en lanzarse al ruedo y sacar toda la artillería, tiene una novedad con la que espera continuar aumentando su cantidad de usuarios suscritos.

Se trata de la introducción de una cuenta más barata de lo habitual que tendrá algunas limitaciones, pero dará acceso al servicio. Su precio será 5 dólares más económico que el de la cuenta normal, por lo que estamos hablando de un total de 10 dólares. No es una mala idea teniendo en cuenta que es un precio más competitivo del que ahora ofrece, puesto que 15 dólares no es una tarifa que todos los usuarios se puedan permitir (en especial si también están suscritos a otros servicios de streaming similares).

Bautizado como HBO Max with Ads (“HBO Max con publicidad”), este servicio va a introducir una forma de lo más original de introducir anuncios publicitarios. La compañía dice que va a explorar nuevos estilos publicitarios que sean de fácil digestión y que permitan disfrutar de la programación del servicio de streaming de una manera muy dinámica.

Por ejemplo, sabemos que habrá anuncios publicitarios cuando hagamos la pausa de la reproducción de los contenidos que estemos viendo. De esa forma, no será algo que llegue a afectar a la visualización. También se habla sobre anuncios que engloben marcas o temáticas, intentando así que la publicidad pueda llegar a ser incluso del interés de los usuarios. No menos importante, HBO ha dicho que serán el servicio de streaming con anuncios que ofrecerá un menor nivel de publicidad.

Ahora los “peros”. Lo más importante es que ese ahorro mensual de 5 dólares tiene un gran inconveniente: no incluye el estreno simultáneo de las películas de cine. Como es posible que sepáis, HBO Max introduce cada nuevo estreno de cine que hace en su plataforma para su visionado gratis durante 1 mes. A partir de esa fecha, la película desaparece, al menos de forma temporal (de momento está por ver qué margen tienen de vuelta al catálogo). Después de ese mes, la idea es que quienes no hayan visto la película en HBO Max o incluso la quieran ver de nuevo, lo hagan pasándose por las salas de cine, donde es muy posible que todavía se encuentren en cartel.

Estas películas de estreno no se podrán ver con la versión de 10 dólares. Eso sí, en cualquier momento un usuario podrá saltar a la suscripción normal de 15 dólares y así poder ver los estrenos de cine. No es un mal plan a la vista de que será la forma en la que se estrenarán, por ejemplo, las nuevas entregas de sagas como Expediente Warren, Dune o Matrix.

El otro inconveniente que queríamos comentar es que el estreno de esta suscripción más económica se producirá días después del estreno de la Reunión de Friends. Con eso, HBO está jugando una carta muy potente. Sabe que habrá muchos (miles y miles) usuarios que se suscribirán al servicio solo con la intención de ver el especial de Friends en el que sus actores se reúnen. Es decir, tiene la sartén agarrada por el mango. Algunas personas esperarán unos días para contratar la versión de 10 dólares, pero lo más probable es que por una diferencia de 5 dólares no haya muchos usuarios que decidan esperar.

Por ello, solo se nos ocurre aplaudir lo bien que ha jugado sus cartas HBO Max, que gracias a sus incentivos está consiguiendo abarcar cada vez más cuota de mercado. Con sus estrenos de cine disponibles sin pago adicional (algo que sí ocurre en Disney Plus) y con productos como Friends: La Reunión, no hay ninguna duda de que van a lograr llegar lejos.

La única duda que tenemos es qué llegará a ocurrir cuando termine la pandemia y todo vuelva a la normalidad con los cines. Nos extrañaría mucho que todas las grandes súper producciones de empresas como Warner acaben en HBO Max de forma gratuita disponibles al mismo tiempo que en los cines. Sería algo que dañaría muy gravemente a las salas y sembraría un precedente polémico. Ya nos parece sorprendente que vayamos a poder ver Matrix 4 en casa sin ir al cine, pero ¿un Matrix 5, por ejemplo? Significaría un cambio de filosofía de cómo disfrutar del cine.

Habrá quienes prefieran ver películas como esa en cine, porque no hay duda de la diferencia de imagen existente entre ambos soportes, pero el mundo del cine estaría cambiando para siempre. Por ello, tenemos bastante curiosidad por saber qué es lo que llegará a ocurrir a partir el momento en el cual la normalidad vuelva a las calles y podamos despreocuparnos para regresar a los cines tal y como lo hemos hecho toda la vida.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...