El sector del libro continúa en caída libre al reducir un 9,7% su volumen de ventas en 2013

El sector del libro continúa acumulando pérdidas tras cerrar el ejercicio de 2013 con una reducción de las ventas del 9,7%. La actividad vuelve a situar sus operaciones comerciales en los niveles del año 1994

libros

El sector de las librerías afronta sus horas más bajas. Las ventas de libros se reducen y se dan de bruces con una caída considerable de ejemplares que se sitúa ya en el 9,7%. El descenso de las operaciones en esta actividad se traduce en millones de euros, una cuantía que ha llevado a las empresas de esta actividad a despedir el pasado año con una facturación de 2.708 millones de euros.

Echar la vista atrás no trae más que comparaciones a la baja, de ahí que quede en evidencia el acusado desplome que las ventas de libros han registrado desde el ejercicio de 2008. Un tropezón del 30% de acuerdo a los datos aportados por la Federación de Gremios de Editores de España.

Hay que remontarse hasta el año 1994 para detectar unas cifras de operaciones tan contenidas como las actuales. Los duros efectos que la crisis económica ha tenido en el mercado editorial siguen encabezando la lista de motivos que esgrimen los profesionales del sector. Una etapa compleja a la que se suma el cambio de tendencias a la hora de consumir productos literarios, de la mano de las nuevas tecnologías.

Los recortes aplicados por el Gobierno, presidido por Mariano Rajoy, en parcelas como la educativa han acabado por hundir un poquito más a esta actividad reduciendo de forma considerable las subvenciones concedidas a los hogares para afrontar la compra de libros.

Mas allá de algunos hábitos perjudiciales que han acompañado al consumo literario llegados junto a las nuevas tecnologías es cierto que estas nuevas posibilidades, con el libro digital a la cabeza han dado un poco de oxígeno al mercado. En este formato, las adquisiciones de ejemplares electrónicos han aumentado un 8% compensando, en cierta medida la caída de las ventas de los libros más tradicionales. Un repunte a cuenta de las últimas novedades en lectura que ha permitido ingresar 80,26 millones.

Son pocas las enseñas que están aguantando bien el empujón de la modernidad y de las pantallas, pocos ejemplos que puedan hablar de reinvención, entre los que destaca el caso de Signo Editores.

Vía: Cinco Días

Foto: melenita2012

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...