El presidente del grupo Damm se sitúa en el foco de la Justicia por un presunto fraude a Hacienda de 72 millones de euros

El presidente de la cervecera Damm y tres de sus colaboradores están bajo sospecha por evadir 72 millones de euros a Hacienda mediante movimientos en paraísos fiscales

damm

Los juzgados vuelven a irrumpir en el día a día de las empresas. Un golpe de mando que en está ocasión tiene como protagonista al presidente de la compañía productora de cerveza Damm, Demetrio Carceller, por los delitos de fraude fiscal y blanqueo de capitales. Su nombre junto al de otras tres personas del grupo, entre las que figura el propio hijo del empresario, se sitúan en el blanco de las investigaciones del juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz.

Las cantidades que presuntamente no se declararon a Hacienda son cuantiosas, ya que rondan los 72 millones de euros. Unos movimientos que vendrían de lejos porque los datos recabados sostienen que el máximo representante de la mercantil podría haber estado incurriendo en estas operaciones ?opacas? desde hace ya diez años, distorsionando los datos que asentaban en territorio español su residencia habitual.

Las investigaciones reflejan que Carceller podría haber realizado diversas ?maniobras? para evadir los pagos correspondientes al fisco nacional moviendo capital a través de estructuras empresariales que conducen a paraísos fiscales. Con los datos puestos sobre la mesa, el juez cifra en 42,34 millones de euros el dinero defraudado en concepto de IRPF, cuantía que los directivos de la empresa no abonaron a Hacienda en el periodo que va desde 2001 a 2009. Además, de 29,69 millones de euros que tampoco se recaudaron en concepto del denominado Impuesto sobre el Patrimonio, entre otros pagos.

La guerra contra el fraude fiscal está siendo uno de los caballos de batalla tanto dentro como fuera de las fronteras españolas. Un campo de actuación en el que los tribunales se están empleando a fondo y que ha permitido que afloraran a la superficie casos como el del futbolista Leo Messi. De igual manera, desde Europa la guerra ya se ha declarado y los políticos de los principales países del entorno europeo han mostrado sus cartas en este asunto.

En el caso concreto del grupo Damm, el magistrado habla de un entramado de sociedades medido al detalle en el que se articulaban movimientos de capital y cambios de residencia, que iban desde Reino Unido a la vecina Portugal.

fuente: El Mundo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...