El Corte Inglés transforma Arapiles en un outlet de moda

El outlet de moda que se ha abierto en el espacio de El Corte Inglés de Arapiles demuestra el interés de cambio que tiene la empresa.

El Corte Inglés ha surfeado el oleaje provocado por la pandemia como ha podido. Ya antes de esta crisis mundial se encontraba ante la necesidad de introducir cambios en sus tiendas, puesto que estaban sufriendo pérdidas y el mercado requería modificaciones. Por todo ello, la compañía ha introducido medidas drásticas que han llevado a que ocurran tres cosas. La primera: que se cierren centros, incluidos algunos de lo más clásicos. La segunda: que algunos centros se reconviertan en dark stores. Y la tercera: que otros centros se transformen en tiendas outlet.

Esto último, curiosamente, ha ocurrido con una de las tiendas más antiguas y conocidas de la capital: la que se encuentra en la zona de Arapiles. Hasta ahora, se trataba de un centro de barrio que generaba ventas de forma constante entre los vecinos de Chamberí y las muchas personas que pasaban por esta zona. Su posición, muy cercana a la calle Fuencarral, ayudaba a que este centro tuviera mucho movimiento. Pero, no obstante, El Corte Inglés quería un cambio para él.

Su transformación en tienda outlet se produce de una manera suave, sin una modificación absoluta del edificio, pero con cambios significativos. Por ejemplo, lo que se aprecia es que el sótano, en el cual se encontraba el supermercado, sigue siendo utilizado de la misma manera. Posiblemente porque se trata de un supermercado que genera un alto volumen de ventas y que cuenta con una clientela fija y fiel que hace grandes volúmenes de compras todos los meses.

Además de esto, en la planta baja se mantiene parte de la estructura original. Esto significa que no hay que temer por la presencia de Rodilla, un córner que siempre ha funcionado muy bien desde que se estableciera hace unos años. No obstante, sí que hay cambios, puesto que se lleva a cabo la inauguración de una zona de cafetería modificada e incluso de un área de exposición conocida como The Coffee Gallery. Otros de los elementos que se mantienen es la óptica, en la forma de un espacio Optica2000, una agencia de viajes que antes se encontraba en el edificio del otro lado de la calle.

También se ha respetado la pandería, lo que no cabe duda de que se trata de una de las mejores noticias a la vista del excelente servicio de pan que se ofrece. En el pasado también había una zona de comida preparada, pero esta desapareció en el momento en el que también se eliminó la cafetería tradicional de El Corte Inglés con el objetivo de alquilar el espacio a un negocio de restauración externo.

La primera planta es la que se ha convertido en outlet. En ella, con anterioridad, se encontraba la sección de moda y el área dedicada a los juguetes. Esta última nunca había contado con una relevancia demasiado elevada en comparación a otros centros de El Corte Inglés, por lo que su desaparición no será tan drástica. Por otro lado, es cierto que en los últimos años se había quedado un poco atrás en cuanto a oferta de productos, quedando por detrás de los negocios especializados y de las tiendas online.

Con la transformación de la primera planta en outlet se abren los espacios, se crea una disposición de los productos más minimalista y, además, se libera la cúpula de la estructura original que ayuda a que el entorno tenga un estilo más moderno. Los precios que se encuentran en el outlet están muy ajustados, pudiéndose encontrar descuentos de hasta el 70% con marcas muy reconocidas en todo tipo de prendas.

Lo que sorprende de esta renovación es que se abandonen secciones “de toda la vida” y que siguen teniendo importancia, como es el caso del área dedicada al material escolar o la de los libros. La zona de cine en DVD y Blu-ray era lógico que tuviera los días contados, tal y como ocurrió con la de música, mientras que los videojuegos tampoco generaban un elevado volumen de ventas en estos días en los que el formato digital y las tiendas online se dividen el mercado.

Para quienes no aceptan estos cambios, sobre todo personas de cierta edad que han pasado toda su vida entrando y saliendo de El Corte Inglés de Arapiles, el consuelo es saber que el edificio se ha convertido en un outlet y no en una dark store. Estas últimas son aquellas tiendas que dejan de estar abiertas al público y que pasan a utilizarse como almacenes que gestionan los pedidos online. También se están extendiendo por distintos puntos de España a la vista de las necesidades actuales que tiene la empresa. Por ello, no se puede decir que los vecinos de Arapiles no hayan tenido suerte. Mejor un outlet que una dark store. Y mejor cualquier cosa que El Corte Inglés decida cerrar tu tienda de toda la vida.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...