Ejemplo de empresa en liquidación

Para proceder al cierre definitivo de una empresa deben observarse una serie de trámites administrativos que incluyen una justificación documental y una respuesta a la plantilla.

liquidacion

A lo largo de la Gran Recesión, oír hablar de empresas en liquidación o en concurso de acreedores se convirtió en un fenómeno tristemente habitual y que sigue bastante vivo en la actualidad. No obstante, no todos los procesos que afectan a la existencia misma de la empresa son iguales, siendo la liquidación el último paso de todo. Con todo, la extinción de negocios no es algo demasiado conocido a gran escala y existe cierta desinformación al respecto. Trataremos de arrojar luz con un ejemplo actual.

En las últimas semanas, se ha conocido que, definitivamente, la empresa KPF de Tudela echará el cierre tras muchos años de actividad, principalmente en Navarra. Tal y como establece el Decreto Legislativo 1/2010, la empresa que nos ocupa ha seguido todos los pasos necesarios para proceder a su liquidación definitiva. En primer lugar, KPF ha reconocido la existencia de graves problemas económicos que imposibilitan la continuidad de su negocio. Tras probar que tales impedimentos a su actividad están justificados, se aceptó su solicitud y comenzaron los trámites de liquidación.

Seguidamente, llegó el asunto más controvertido. Dado que la empresa todavía mantenía a una cierta cantidad de trabajadores en nómina, no es posible liquidar el negocio sin dar debida respuesta a la plantilla. Por ello, KPF ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción, esto es, que afecta a todos los trabajadores. Para que la liquidación se complete, el juez del juzgado donde se ha presentado el ERE debe dar su aprobación al mismo. Aparentemente, no debería haber problemas en este caso.

KPF se encuentra actualmente en situación de concurso de acreedores y ha tratado de vender su negocio a otros inversores internacionales, entre ellos, KPF Corea (que constituye asimismo uno de los mayores acreedores de la empresa). La liquidación definitiva de la firma no se presenta amistosa entre las partes, ya que los sindicatos y el comité de empresa aseguran que elevarán sus protestas al propio Gobierno de Navarra. Si se acepta el ERE, KPF podrá declarar su inactividad definitiva.

Vía: Noticias de Navarra

Foto: angelolucas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 2
Loading ... Loading ...