Demanda contra la entrada de capital catarí en El Corte Inglés

La Corporación Ceslar, que controla el 10% del accionariado, esgrime las numerosas cláusulas del acuerdo cerrado con Al Thani para pedir la paralización de la compra.

ElCorteIngles

El Corte Inglés vivió años muy duros durante la crisis económica, algo tristemente habitual en el conjunto de la economía española. Para recuperar el terreno perdido, la dirección de los grandes almacenes ha tenido que adoptar decisiones difíciles, como la externalización de su servicio de financiación de compras, amén de otras meramente comerciales. La llegada de Dimas Gimeno a la presidencia coincidió con el inicio de una lenta recuperación que, no obstante, sigue exigiendo medidas contundentes. La entrada de capital catarí es una de ellas.

Sin embargo, la venta del 10% del accionariado de El Corte Inglés al fondo catarí controlado por Sheikh Hamad Al Thani se ha encontrado con las primeras oposiciones fuertes. La Corporación Ceslar, propietaria también de un 10% de las acciones de la empresa, ha confirmado que recurrirá a los tribunales para frenar una operación que, asegura, es contraria a los intereses del grupo. La llegada de Al Thani, que pertenece a la familia real del emirato, fue aprobada por la gran mayoría de miembros del consejo de administración.

La demanda de Ceslar está conducida por Carlota Areces y se centra en los numerosos flecos oscuros del acuerdo alcanzado con el inversor de Oriente Medio. Según la representante de la influyente familia Areces Galán, Al Thani controlará efectivamente entre el 12,25% y el 15,25% del accionariado a pesar de haber comprado únicamente el 10%. Ello se debe a las penalizaciones que percibiría el inversor si los resultados del grupo no son los esperados, aumentando su poder sobre el mismo.

Tampoco están nada claras las grandes garantías que Dimas Gimeno ha ofrecido a Al Thani ante escenarios como la posible salida a bolsa o la evolución de las ventas, lo cual resta riesgos para el inversor y los transfiere al grupo. Para redondear los agravios, la Corporación Ceslar también considera que la valoración de El Corte Inglés realizada por Morgan Stanley es incorrecta al ponderar menos activos de los que realmente posee el grupo. En suma, los Areces Galán temen que Al Thani acabe adueñándose del grupo.

Vía: Expansión.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...