Convocados los Premios Jaime I al Emprendimiento 2017

Los emprendedores podrán inscribir sus proyectos en seis categorías distintas. Todas las empresas tienen que haber creado empleo y riqueza en su entorno.

premios-emprendedores

Los Premios Jaime I son los galardones más prestigiosos de cuantos se entregan en la Comunidad Valenciana. Año tras año, un jurado integrado por algunos de los más reputados expertos en las más diversas disciplinas valora el trabajo de investigadores, intelectuales, deportistas o asociaciones con fines sociales entre otros. Los reconocimientos también se extienden al ámbito del emprendimiento, dentro del bloque de Investigación Básica, Economía, Medicina Clínica, Protección del Medio Ambiente, Nuevas Tecnologías y Emprendedor. El plazo de presentación de solicitudes ya está abierto.

Hasta el próximo 20 de marzo, todos los emprendedores que deseen presentar sus proyectos empresariales podrán hacerlo en cualquiera de las seis categorías que comprende el citado bloque. La dotación de cada premio, 100.000 euros, y la gran visibilidad que se consigue simplemente al ser preseleccionado, convierten al certamen en un objetivo más que apetecible para las ‘startups’. En la edición de 2016, Alberto Gutiérrez Garrido se llevó el gato al agua con su conocida firma Aquaservice, de la que se destacaron sus evidentes implicaciones sociales.

Los criterios que seguirá el jurado -compuesto por veinte Premios Nobel- son los mismos que en las últimas ediciones. Los candidatos no podrán superar los 45 años de edad (los responsables de las empresas, se entiende) y se valorará que se trate de un empresario de primera generación (que no participe de una empresa familiar, vaya). Por otro lado, no podrá haber recibido ningún reconocimiento oficial anterior al Premio Jaime I. El proyecto deberá contar con una actividad mínima de cinco años, una facturación de entre 5 y 100 millones de euros y una plantilla de entre 20 y 500 empleados.

Como puede verse, los requisitos son lo suficientemente elásticos como para dar cabida a empresas de muy distinta índole. En cualquier caso, todas ellas deberán acreditar que han creado empleo y riqueza en sus respectivos entornos (esto último no se afirma pero las compañías valencianas cuentan con mejores perspectivas). Una última condición es que el responsable de la ‘startup’ debe de haber desarrollado la mayor parte de su actividad en España.

Vía: Loogic.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...