Coca-Cola quiere soltar lastre para seguir creciendo

La multinacional norteamericana reduce sus beneficios un 15% en el tercer trimestre del año y deberá corregir su plan estratégico a cinco años vista.

cocacola

Convertida en uno de los emblemas más potentes de la globalización, la compañía Coca-Cola maneja cifras de negocio mareantes. Su fuerte presencia internacional y su arraigo en los hábitos de consumo en Occidente y cada vez más en los países en vías de desarrollo constituyen una fuente de riqueza que, sin embargo, parece no ser suficiente. En los últimos años, la dirección de la firma ha detectado un estancamiento en las ventas, derivado fundamentalmente de la práctica inexistencia de más mercados donde crecer.

Los datos del tercer trimestre han sido la puntilla para la multinacional (los beneficios cayeron un 15%), obligándola a repensar su plan estratégico para los próximos años. La modificación se produce apenas diez meses después de fijar sus nuevos objetivos, lo que significa que la compañía se está tomando muy en serio superar su situación de estancamiento. Actualmente, la firma de Atlanta mantiene un nivel de negocio de 11.976 millones de dólares sumando todas sus divisiones nacionales, lo que supone un beneficio neto de 2.114 millones publicado esta misma semana.

Las dudas que planean sobre el futuro de la compañía han alarmado incluso al mismísimo Warren Buffet, principal accionista de Coca-Cola. A juicio del gurú de Nebraska, la multinacional no está sabiendo gestionar debidamente su posición dominante en el sector. De igual modo, la revelación de los incentivos que reciben los altos directivos no ha hecho sino aumentar las críticas, ya que los inversores consideran que las retribuciones que percibe la cúpula de Coca-Cola están claramente desconectadas de los resultados de la firma.

El consejero delegado de la compañía, Muhtar Kent, ha anunciado que las medidas serán inminentes y que tienen como objetivo mejorar el balance de la empresa en un plazo de cinco años. Un plan que incluye una importante reducción de costes, toda vez que no se espera un aumento de los beneficios a corto y medio plazo. Por ello, los trabajadores desean conocer cómo se van a traducir las próximas actuaciones en términos de empleo. El ahorro estimado, 3.000 millones de euros anuales, es considerable.

Vía: El País.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...