Abengoa camina hacia el mayor concurso de acreedores de la historia de España

La compañía española fracasa en su intento de implicar a los acreedores extranjeros en un plan límite de saneamiento. Expulsada del Ibex-35, su bancarrota parece inminente.

ABENGOA

Martinsa-Fadesa quedó formalmente disuelta a comienzos del presente año, poniendo fin a uno de los iconos del boom del ladrillo. Por el camino, este gigante de la construcción firmó la que sigue siendo la mayor bancarrota corporativa de la historia de España y languideció durante siete años hasta que los acreedores decidieron retirarle la respiración asistida. Durante esta semana, hemos conocido que Abengoa no ha logrado convencer a la mayoría de sus acreedores para sumarse a un plan límite de refinanciación. La declaración de quiebra parece cantada.

De materializarse esta posibilidad, estaríamos hablando del mayor concurso de acreedores jamás declarado en nuestro país. No en vano, la compañía atesora una deuda de 20.000 millones de euros con unas doscientas firmas financieras de todo el mundo. Es por ello precisamente por lo que no ha sido posible encontrar una solución de consenso, dado que cada acreedor tenía sus prioridades. De acuerdo con las informaciones publicadas en los últimos días, los adeudados españoles habrían sido más comprensivos mientras que los extranjeros se habrían cerrado en banda.

No está nada claro cómo se llevará a la práctica un concurso en el que el 80% de la deuda está en mano de entidades foráneas. El mayor acreedor es el norteamericano Federal Financing Bank, que, para acabar de complicar las cosas, es de titularidad pública. Este banco tiene comprometidos 2.200 millones de euros en Abengoa, bastante por encima de los 600 millones del HSBC y los 455 de Crédit Agricole. Entre los ‘nacionales’, el Santander sería el principal perjudicado al tener cerca de 1.500 millones de euros expuestos a la actividad de la compañía.

Lógicamente, todas estas cantidades no corresponden a deudas irrecuperables sino que una parte de las mismas estarían invertidas en capital circulante y, por tanto, más fácilmente recuperable. Bankia, con 582 millones de euros del pasivo de Abengoa, y CaixaBank, con 570 millones, serían las siguientes entidades con mayor exposición. Por el momento, los analistas descuentan un concurso inminente y el Ibex-35 (ahora, Ibex-34) ha expulsado a Abengoa tras perder un impresionante 50% intradía.

Vía: Expansión.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...