Xbox supera las ventas de PlayStation en Japón

El mercado japonés cambia de aires con la victoria de Xbox sobre PlayStation que se ha prolongado durante varias semanas.

Que algo así ocurra en Japón es sinónimo de que la marca PlayStation y, en especial, la consola PS5 se encuentran en una mala situación. Nunca había ocurrido algo parecido ni se había planteado la posibilidad de que ocurriese. Porque Sony, en tierras japonesas, siempre ha tenido una presencia muy sólida, mientras que la de Microsoft nunca ha conseguido despegar. ¿Qué ha ocurrido exactamente para que las cifras de ventas en Japón estén del lado de Microsoft y su Xbox Series X/S?

Hay distintos motivos que se tienen que explorar para entender la situación. Los repasamos a continuación e indicamos lo que se puede esperar de ambas consolas en el futuro.

PlayStation pierde su identidad japonesa

Esto ocurrió hace un tiempo y ha contribuido a que la presencia de marca de PlayStation en Japón se reduzca de forma significativa. Con anterioridad, los juegos y consolas de PlayStation estaban en todas partes. Era parte del hardware japonés más exitoso junto al de Nintendo. En las tiendas se podían encontrar los productos de PlayStation con facilidad y eso se veía materializado en un alto nivel de ventas que ayudó a que, entre otras cosas, PlayStation 2 se convirtiese en una de las consolas más vendidas de la historia.

Pero cuando Sony decidió trasladar sus oficinas centrales a Estados Unidos, cerrar estudios japoneses y cancelar proyectos de origen japonés en desarrollo, todo cambió. Al mismo tiempo, Sony introdujo nuevas medidas de control para la aprobación del software que se comercializa en PlayStation 4 y PS5. Se reforzó el control sobre los contenidos subidos de tono que habían circulado sin problemas por el historial de PlayStation desde la primera generación de la máquina. Muchos desarrolladores se encontraron obligados a hacer cambios y censurar sus juegos si querían ponerlos a la venta.

Este golpe se notó, sobre todo, en Japón, donde abunda este tipo de juegos. El mensaje que se transmitió era que Sony ya no apoyaba los gustos de los japoneses y, el mercado, actuó en consecuencia comenzando a ignorar a las consolas PlayStation.

PlayStation 5 es muy difícil de conseguir en Japón

Aunque ha pasado más de un año desde el lanzamiento de la consola en Japón, Sony todavía no ha proporcionado suficiente stock a las tiendas. Lo cierto es que es imposible encontrar la máquina en las estanterías de los comercios. Lo que hacen las tiendas en Japón es sortear la oportunidad de comprar una consola, lo que resulta frustrante y muy desesperante.

El procedimiento es sencillo. Los clientes se apuntan en las listas de lotería de las tiendas y, cuando llega una nueva remesa, el comercio elige a los ganadores. Quien ha sido elegido como ganador, recibe un mensaje o llamada para que pase por la tienda en el plazo determinado con la intención de comprar la consola. Y el problema es que no solo el sistema es molesto, sino que, además, hay muy pocas unidades de la consola disponibles.

Sony prefiere alimentar el mercado europeo, donde PlayStation 5 tiene mucho más éxito, en vez de enfocarse en el japonés. Eso ha llevado a que las ventas semanales de PS5 sean de lo más bajas. Y, claro está, ha acabado afectando a su no-enfrentamiento con las Xbox de Microsoft.

Xbox, la retrocompatibilidad y el servicio Game Pass

Los japoneses son aficionados al retro gaming. Hay mucho afán de revivir juegos clásicos y de coleccionar títulos antiguos. El problema es que, hacerlo con PlayStation, no es fácil. La consola PlayStation 5 solo es compatible con los juegos de PlayStation 4. Los juegos de PlayStation 3, PlayStation 2 y PSP, se quedan al margen. Solo se pueden jugar algunos títulos a través de PlayStation Plus, pero no se trata de un sistema de retrocompatibilidad.

A diferencia de esto, Microsoft ha convertido sus Xbox en templos del retro gaming. Con una unidad de disco de la nueva Xbox, es posible cargar los juegos de todas las generaciones, tanto la primera Xbox como los de la exitosa Xbox 360. El equivalente de ello en Sony serían las consolas PlayStation 2 y PlayStation 3. Así, son muchos los usuarios que se han animado por una Xbox porque saben que pueden usar sus juegos antiguos de Xbox.

Por otro lado está el Game Pass, el servicio de suscripción tipo Netflix que ofrece cientos de juegos y que está favoreciendo a Microsoft a la hora de convertir sus consolas en un éxito mundial. El compromiso de Microsoft con el servicio Game Pass incluye ofrecer a los usuarios la oportunidad de jugar con todo tipo de títulos, desde clásicos hasta juegos de la presente generación e incluso lanzamientos recientes que se pueden jugar gratis desde su primer día de disponibilidad. Aunque hay mucho que decir sobre si Game Pass es una buena idea para la industria, no se puede decir que no sea algo que atraiga al público.

Por todo esto, las Xbox se han mantenido por encima de PlayStation en varias semanas, llegando a cifras tan dramáticas como que, una semana, se hayan vendido solo 3035 consolas PlayStation en contraposición a las 3423 Xbox Series X.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...