Volkswagen sobrevive en 2011

Volkswagen, la gran empresa automovilística alemana, ha presentado sus cifras del 2011 y da la impresión que la crisis no pasa por sus fábricas. En ella se engloban filiales como las de Audi, Skoda, Bentley o Scania. También pertenece a Volkswagen, Seat, la única que ha presentado pérdidas a lo largo del 2011. En términos generales, Volkswagen registró el pasado curso un beneficio neto de 15.800 millones.

Mientras los políticos españoles tratan de salvar la economía del país, presionando a Bruselas para que el déficit fiscal no sea tan elevado, algunos sectores económicos siguen sin despegar. El ministro de Economía, Luis de Guindos, recibió las felicitaciones de los responsables de economía del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, y de Alemania, Wolfgang Schäuble, por los esfuerzos que está haciendo España para salir de los altos niveles de déficit que acumula. “España ha hecho un gran progreso”, llegó a decir su homólogo alemán. El problema es saber de dónde quitará el gobierno para poder llegar al ahorro pactado con Bruselas. Sin lugar a dudas, el asunto puede traer cola pues temas que hace unos meses eran intocables, como las pensiones o el IVA, pueden verse seriamente amenazados.

Seat, la única filial de Volkswagen en crisis

Al mismo tiempo que todo esto ocurre, ciertos sectores de la economía nacional siguen sufriendo la crisis económica. Este es el caso del sector automovilístico. Y es que Seat ha publicado los datos relativos al último curso y vuelven a verse números negativos. Es el cuarto año que la empresa española, y ahora filial del grupo alemán Volkswagen, registra pérdidas. Todo ello se debe, sin duda, a la ausencia de consumo en nuestro país. La caída de la demanda está siendo clave en la crisis del sector y de la compañía de automóviles. Sin embargo, lo paradójico de todo este asunto es que el presidente de la Volkswagen, Martín Winterkorn, aumentó su salario por dos en el último año, llegado hasta los 17 millones de euros. Lo cierto es que la compañía alemana es una de las pocas que está resistiendo la crisis económica, ya que el año pasado registró un balance bastante positivo. Es más, la única filial del grupo alemán (donde se hayan otras como Audi, Skoda, Bentley o Scania) que se ha visto salpicada por los números rojos ha sido Seat.

Las pérdidas de Volkswagen se han ido minimizando gracias al impulso de ventas obtenidas en países como Alemania, Francia, Reino Unido o México. Así, Volkswagen saca a la luz sus números con un beneficio neto de 15.800 millones de euros, el doble que en 2010, y un incremento de ventas superior al 25%, esto es, llegando hasta casi los 160.000 millones. La respuesta a esta mejoría de su negocio se encuentra, sin duda, en los acuerdos cerrados en países con un gran potencial económico como los Estados Unidos o China.

Foto: davidvillarreal

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...