Un coche de Diana de Gales subastado por más de 70 mil dólares

Un coche de Diana de Gales que se encuentra en muy buen estado ha sido subastado por 72.000 dólares.

Los coches de Diana de Gales continúan apareciendo en subastas. El último ha sido un Ford Escort Ghia de 1981 que ha subastado una mujer que sentía una gran admiración por Diana y que lo había estado guardando con mucho cariño desde que lo consiguiera. Originariamente, el coche fue uno de los regalos que le hizo el Príncipe Carlos a la Princesa Diana en su compromiso.

El precio con el que ha terminado el vehículo en la subasta ha sido muy superior a lo que se esperaba. Si bien la casa de subastas había previsto que la puja final sería de unos 55.000 dólares, al final la cantidad ha terminado superando los 70.000. Para ser más exactos, ha llegado hasta 72.000 dólares, por lo que se puede considerar la venta una gran victoria para quien lo tenía, en estos momentos, en propiedad.

La Princesa lo condujo desde que se lo regaló Carlos dos meses antes de la boda, hasta el año 1982. Lo importante es que el vehículo se había mantenido hasta la actualidad con el número de registro original, con la radio y con el color de pintura inicial.

Así, se ha convertido en un vehículo de colección que no ha pasado desapercibido para quienes tienen costumbre de adquirir estos coches icónicos. No obstante, se desconoce cuál es la intención del nuevo propietario del coche. En el mismo, para los fans, hay que decir que hay un kilometraje de 83.000 millas, unos 133.575 kilómetros.

Uno de los aspectos importantes de este vehículo se encuentra en que la princesa lo utilizó en algunos de los momentos más felices de su relación con el Príncipe Carlos. Por la red y la prensa británica circulan muchas fotos en las que se podía ver a Diana montada en el coche, feliz y alegre, en un momento en el que el mundo la seguía de cerca.

No se sabe cómo terminó el coche en manos de quien había sido su propietaria actualmente, pero ha mencionado que mantuvo en secreto que el coche fue el de Diana. No le dijo absolutamente a nadie cuáles eran los orígenes del vehículo, ni siquiera a sus amigas. Eso le ha llevado a tener un vehículo que ha protegido y cuidado sin descanso y que, ahora, ha podido rentabilizar con una subasta que, a buen seguro, le arreglará los próximos años. No es el primer coche de Diana que se subasta y, eso sí, posiblemente no sea el último.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...