Rajoy reconoce que el rescate es “dañino”

Mariano Rajoy se encuentra en Los Cabos (México) con motivo de la reunión del G-20. Allí, el presidente del gobierno ha reconocido por primera vez que el rescate a la banca es dañino para la economía española. Sólo hay que mirar los efectos de la ayuda en la prima de riesgo (ayer rozó los 590 puntos) y en el interés por los bonos a diez años (superior al 7%). En este sentido, ha pedido que el rescate no compute como deuda soberana.

Durante la última reunión del G-20, donde la crisis del euro, las elecciones griegas y el rescate a los bancos españoles han sido tema recurrente, el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido que la ayuda económica realizada por Europa a las entidades no se compute como deuda pública. Debido al hecho que el dinero pasará por el FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria), es decir, mediará el Estado en este préstamo, la crisis bancaria se había solapado con la de la deuda soberana. Como prueba de ello sólo hay que recurrir a los datos de la Bolsa de ayer, en la que se marcaba máximos históricos para la prima de riesgo (casi llega a los 590 puntos básicos) y para el interés de los bonos a diez años (por primera vez, superior al 7%).

Rajoy califica el rescate de "dañino"

De esta manera, Mariano Rajoy rectifica en el tratamiento que le había dado a la ayuda bancaria y comienza a ver que la estrategia de comunicación empleada tiene más errores que aciertos. El gobierno ha visto un serio riesgo en que la ayuda a los bancos derive en una ayuda al Estado, algo que comprometería seriamente el papel de España en Europa. Por este motivo, el líder del Partido Popular ha querido desligar los bancos del Estado, algo difícil de conseguir, pues como se ha visto en el caso Bankia, los nexos de unión entre políticos y banqueros es demasiado estrecho. Parece tarde para rectificar y más de uno comienza a lamentarse sobre la estrategia empleada para mantener un sistema financiero competitivo.

En la reunión de los veinte países más poderosos del planeta, que ha tenido lugar en Los Cabos (México), se han oído las primeras palabras negativas de Rajoy sobre rescate. Aunque el presidente del gobierno todavía lo califica de “ayuda a la banca”, lo cierto es que comienza a escucharse un discurso completamente diferente del que pronunció justo antes de marcharse a ver el partido entre España e Italia. Lejana quedan las palabras de congratulación sobre la ayuda. Recordemos que fue el propio Rajoy el que se felicitó por haber pedido el rescate y dijo que tras haberla conseguido, el problema económico se había resuelto. Ahora vemos que no es así y él mismo comienza a emplear términos negativos como “dañino”. Lo que, sin duda, es una pena es que haya reconocido por primera vez la gravedad del asunto a miles de kilómetros del territorio que gobierna.

Foto: ppcantabria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...