¿Qué hacer con la paga extra de Navidad?

¿Qué hacer con la paga extra de Navidad para aprovecharla al máximo y así no perderla en un abrir y cerrar de ojos?

Llega la Navidad y lo que más nos gusta no son los regalos, los polvorones o incluso las vacaciones. Lo que más nos gusta es que caiga la paga extra de Navidad. Y, si eres afortunado, también puedes tener el reparto de beneficios de la empresa en enero. ¡Un lujazo! Pero cuidado, porque tener acceso a este capital extra, supone ser precavido para no acabar perdiéndolo a las primeras de cambio. Porque la Navidad te da más dinero, pero también “te lo quita”.

Regalos, cenas, viajes…. el dinero se puede ir escapando poco a poco con contundencia. Por ello, es importante que puedas pensar y administrar esa paga extra que tan bien se recibe para que disfrutar de ella no se acabe convirtiendo en un motivo de arrepentimiento. De esto es de lo que te vamos a hablar y, al mismo tiempo, también vamos a compartir algunos consejos financieros que te ayudarán en este momento del año tan sensible.

Invierte

Tienes dinero. Recuerda: el dinero llama al dinero. No te vamos a decir que inviertas toda tu paga extra en inversiones, pero no te haría daño intentar aprender para ver si puedes sacar partido. Es posible que todos los años gastes en comprar lotería de Navidad. ¿No crees que te daría mejor rendimiento si lo invirtieses de forma exitosa? Pero, por supuesto, invertir no es cosa de niños. Tienes que aprender, informarte, leer mucho, escuchar mucho. Por suerte, vivimos en un tiempo en el cual los tutoriales abundan y en el cual los gurús comparten sus habilidades online con sencillez.

Elige un tipo de inversión y prueba. Eso sí, hazlo con una cantidad pequeña que no te importe perder. Por ejemplo, 100 euros. ¿Qué resultado te darán en la inversión? Si ganas algo podrías recuperar esos 100 euros para devolverlos al banco y luego reinvertir lo que te sobre. Esa es la filosofía para que puedas seguir invirtiendo sin arriesgar tu patrimonio personal o los ahorros.

Prepárate para la cuesta de enero

No hagas locuras y piensa en todo lo que tendrás que pagar en enero. El apodo de “la cuesta de enero” no es uno que se use a la ligera. Realmente es un momento duro en el cual hay muchos pagos que se acumulan y que pueden acabar resultando complicados. Por ello, piensa en aquellas facturas que vas a tener que pagar al inicio del año y prepárate, porque siempre será mejor estar preparado que tener que comenzar el año con malas vibraciones y con problemas financieros.

Paga deudas pendientes

Algo que tiene que llenarte de fuerza es poder comenzar el año en blanco, sin deudas. Eso sería algo que nos encantaría a todos, porque te proporciona un nivel de descanso enorme. Tanto si estás pagando un crédito personal, como si lo que tienes que pagar es una tarjeta de débito de la que has ido gastando o algún producto que hayas comprado a plazos en una tienda, es recomendable que te intentes quitar alguna cuota. Si no lo puedes cancelar, cuantas más cuotas elimines, mejor. Eso te podría dar mucha tranquilidad a fin de saber que podrás eliminar la deuda lo antes posible. Y, por supuesto, intenta no añadir ninguna deuda en Navidad, porque estarás entrando en una espiral viciosa que acaba dando muchos quebraderos de cabeza.

Haz un buen presupuesto y planificación

Si no gestionas bien tu dinero, el presupuesto de la paga extra “volará” mucho antes de lo que puedas imaginar. Es necesario que sepas gestionarlo y que planifiques de forma adecuada. Lo peor que puedes hacer es ir gastando un poquito y otro poquito, porque poco a poco irá reduciéndose tanto lo que tienes que te encontrarás casi con cero en la cuenta.

Cumple una cuenta pendiente

De vez en cuando tienes que darte un capricho, un gusto, algo que te ayude a seguir adelante con esa chispa y energía que te caracteriza. Revisa esa lista que hiciste hace casi 12 meses en la que decías “propósitos para este año”. ¿Qué es lo que no has cumplido? Intenta dedicarle algo del presupuesto que tienes de la paga de Navidad para que te quedes satisfecho al poder borrarlo de la lista. Y, en general, no olvides que tienes que premiarte y que eso es necesario para cualquier tipo de persona por mucho que seas de esos que se repiten todo el tiempo “estoy bien, no necesito nada”.

Reserva una parte del dinero

Como colchón. Habrá parte de la paga extra que será para facturas de enero y que tendrán, por lo tanto, una función asignada. Pero es recomendable que otra parte esté libre de cargas y que sea, simplemente, para guardarla. Nunca se sabe lo que puede pasar y todo el mundo debería tener la oportunidad de contar con un colchón financiero por pequeño que sea. Tener previsión y saber que cualquier día podríamos necesitar ese dinero, nos ayudará a vivir más tranquilos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...