Qué es un ‘Hedge fund’ y cómo funciona

Estos instrumentos de inversión se caracterizan por mover grandes cantidades de dinero y operar con cierta opacidad. Ofrecen elevadas rentabilidades con estrategias muy heterogéneas.

hedge

Pocos conceptos económicos son tan ambiguos y tienen tanto alcance como el de inversión. La inversión es la clave del funcionamiento de cualquier sistema económico, independientemente de si es de origen privado o público. Los ‘hedge funds’ son un tipo de inversión muy particular que mueven grandes cantidades de dinero alrededor del planeta y, por consiguiente, tienen un impacto considerable en la situación financiera global. Con todo, ¿sabes realmente cómo funciona un ‘hedge fund’?

¿Qué es un ‘hedge fund’?

El ‘hedge fund’ es un fondo de inversión de alto riesgo y gran tamaño que es gestionado por profesionales, generalmente firmas especializadas. Se trata de un producto utilizado sobre todo por inversores con un gran capital disponible y que están dispuestos a correr ciertos riesgos a cambio de elevadas rentabilidades potenciales. Gracias a su tamaño, la inversión se realiza sin apalancamiento, esto es, gestionando únicamente activos avalados por el capital real (nunca generando deudas).

Otra de las características más importantes de los ‘hedge funds’ es que la estrategia inversora varía considerablemente según la personalidad del gestor. Las estrategias coyunturales (en función de la situación del mercado en cada momento) y las derivadas de acontecimientos significativos (bancarrotas, fusiones…) son las más importantes. El gestor es quien decide qué exposición tener en cada momento y cómo distribuir el capital invertido y el líquido.

¿Qué ventajas y desventajas presenta invertir en un ‘hedge fund’?

La principal ventaja de un ‘hedge fund’ es su elevada rentabilidad potencial y su probable diversificación (esto depende, como hemos visto, de la filosofía del gestor). También beneficia de una combinación entre inversiones a largo y a corto plazo (‘longs’ y ‘shorts’) que le permite obtener rentabilidades durante todo el tiempo. En un sentido más amplio, estos fondos están menos expuestos a variaciones importantes en las economías nacionales. Es más, en no pocos casos han logrado aprovechar los problemas de empresas y gobiernos para obtener beneficios.

En el plano negativo, los ‘hedge funds’ suelen ser bastante opacos. El gestor recibe el cometido de obtener la mayor rentabilidad posible y no hay forma de tener el capital invertido bajo control durante el todo el tiempo. La ambigüedad jurídica en que se mueven los fondos también dificulta la supervisión por parte de los usuarios, ya que invierten en productos que resultan poco claros como las permutas financieras o los seguros de impagos.

¿Por qué resultan polémicos en muchas ocasiones?

Al igual que una SICAV, al tratarse de fondos que mueven grandes cantidades de dinero se enfrentan a ciertas reticencias sociales sobre el origen de esa fortuna y el destino de las inversiones. En ese sentido, los medios de comunicación también han contribuido ocasionalmente a desprestigiar a los ‘hedge funds’ al calificar a los inversores como especuladores. Las estrategias bajistas suelen ser criticadas por hundir deliberadamente los precios para obtener plusvalías por recompra.

¿Qué episodios controvertidos han protagonizado los ‘hedge funds’?

Como hemos visto, no es sencillo rastrear el destino de las inversiones de un ‘hedge fund’. Sin embargo, en determinadas ocasiones sí que ha podido verse la huella de estos fondos en momentos de pánico bursátil. Uno de los casos más célebres fue el protagonizado por el inversor George Soros en 1992, cuando utilizó los fondos millonarios que tenía en cartera para hundir el valor de la libra esterlina en un pulso contra el Banco de Inglaterra.

Más recientemente, muchos analistas vieron en el recrudecimiento de la crisis de deuda soberana a partir de 2010 un aviso por parte de los gestores de ‘hedge funds’. Esta teoría se sustenta sobre una supuesta reacción coordinada por parte de los fondos de inversión para hacer tambalear el euro ante una posible mayor regulación de su actividad. Los hay que también creen que los fondos están detrás de algunos desplomes bursátiles porque en los informes de ciertos gestores se recomienda ponerse ‘cortos’ (bajistas) en determinadas empresas o valores.

¿Por qué se autodenominan ‘inversión alternativa’?

Frente a las acusaciones de especulación, los propios responsables de los fondos prefieren hablar de ‘inversiones alternativas’. Este término enfatiza la singularidad de su funcionamiento, que es totalmente legítimo y que presenta una notable heterogeneidad (por ejemplo, algunos ‘hedge funds’ sí que operan con apalancamiento). También presumen de corregir desequilibrios en los precios, ya que se ponen ‘cortos’ cuando aprecian que un determinado activo está sobrevalorado. Ello empuja a la baja su precio y, supuestamente, lo normaliza.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...