Punto de inflexión para Inditex

La habitual tendencia de crecimiento del gigante textil español se ha modulado tras una contracción de sus últimos resultados y las variaciones de inversión en el Ibex-35.

Zara shop

Ningún crecimiento es eterno. Baste advertir cómo acabaron los «felices años veinte» y la primera década del s. XXI para certificar que efectivamente así es. Aunque 2012 vivió un terremoto bursátil que puso contra las cuerdas al Ibex-35 (en julio registró su mínimo histórico, 5.903,3 puntos), hubo un valor que se disparó de forma extraordinaria. Inditex, el gigante textil fundado por Amancio Ortega, fue absolutamente inmune a la tendencia general. Empezando el año en los 62,14 euros por acción, la compañía española culminó 2012 en los 103,22 euros. Un crecimiento espectacular que siguió durante las primeras sesiones de 2013 pero que se ha frenado notablemente en las últimas semanas.

Tal y como apuntábamos en Economía y empresa hace poco más de un mes, los accionistas del Ibex-35 parecen estar realizando un cambio en sus carteras de inversión. Una variación motivada por el estancamiento o regresión de determinados valores y el repunte de otros. En el caso de Inditex, su frenazo ha beneficiado a Repsol, Telefónica y BBVA, cuyo valor bursátil ha subido en lo que llevamos de año. La compañía textil ha atravesado incluso momentos de fuerte contracción durante el mes de abril, en el que rompió la barrera de los cien euros y llegó a marcar un valor de 92 euros por acción. Un drama por supuesto relativo ya que sigue siendo, con mucha distancia, el valor con más peso en el selectivo español y uno de los más fuertes de Europa.

Estos datos en absoluto deben alarmara a los accionistas, aunque confirman que la meteórica escalada de Inditex en 2012 no va a repetirse el presente año. No cabe, por tanto, duda alguna sobre la solidez de este valor. Las cifras de ventas siguen siendo muy positivas y el ritmo de expansión internacional cumple con los objetivos marcados. Una expansión que corre pareja de la pérdida de peso del mercado español en el balance de la compañía. No en vano, las ventas en España apenas supusieron un 21% del total en 2012 (en 2005 significaban el 40%).

Fuente: El Economista.

Foto / Daquella manera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...