Primer paso hacia la Unión Bancaria Europea

Desde hoy, los bancos españoles tienen menos apretada la corbata que les asfixia. Bruselas presenta su propuesta estrella, que tiene como fin la gestión de futuras crisis de la industria financiera. A partir de ahora, ya no vale usar el dinero público. El proyecto consiste en el auto-rescate de la Banca con la creación de un fondo de recuperación y resolución de bancos para lograr una cantidad equivalente al 1% de la media de todos los depósitos en los últimos 10 años.

La principal consecuencia de ello será el nacimiento del embrión de un fondo europeo común, que contendrá un sistema de garantía de depósitos y un supervisor bancario. De ese modo, se busca tener la seguridad de que un banco pueda caer sin perjudicar al resto de entidades de Europa y sin recurrir al dinero de los contribuyentes. Para ello, la Comisión Europea plantea un proceso de tres fases: la prevención, la intervención temprana y la resolución.

En la prevención, el objetivo principal será buscar y aplicar planes de recuperación y resolución del banco. Por otro lado, la segunda fase será la intervención temprana. En esta, el fin será el nombramiento de un gestor especial que diseñe un plan para reestructurar la deuda. En el último paso, la resolución, se venderá el negocio, se buscará una fusión, o se creará un banco-puente temporal o un banco malo que implique a los acreedores.

Como último recurso, se consideraría el llamado ‘Bail-in’, una herramienta que concede al banco iniciar un proceso de reestructuración de la deuda que implica el impago parcial o total a determinados acreedores y accionistas, y a la conversión de parte de esa deuda en capital. No obstante, no se incluirían a los depositantes dentro de los acreedores que pueden perder dinero en el proceso de recapitalización del banco.

Al fin y al cabo, se busca que los grandes bancos dejen claro los pasos a seguir en caso de que surjan incidentes que pongan en peligro la viabilidad de la entidad. A la hora de tomar medidas, este proyecto reemplazará los que hasta hoy eran inevitables rescates con dinero público, por otro plan en el que los acreedores y accionistas asuman el coste de la reconstrucción de la entidad.

Tal y como señala EFE, citando al diario ‘The Event’, el fondo europeo de estabilización financiera propiciaría la apertura de una línea de crédito preventiva para las entidades, cuyo objetivo sería el acercamiento de los bancos para recurrir a la misma si la necesidad de recapitalización es lo que más urge.

Fuentes / ElMundo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...