Portugal prepara una histórica subida de impuestos

El Gobierno portugués presenta hoy al Parlamentos los Presupuesto Generales del Estado para 2013, marcados por una significativa subida de los impuestos

Pedro Passos Coelho (segundo por la derecha)

El primer ministro de Portugal, Pedro Passos (segundo por la derecha).

El Gobierno portugués presenta hoy a la Asamblea de la República los Presupuestos Generales del Estado para 2013, los más austeros de su historia. En la propuesta se incluye una considerable subida de impuestos, recortes en los subsidios al desempleo y nuevas tasas para las transacciones financieras.

Tras las intensas reuniones del Consejo de Ministros durante la semana pasada, el Ejecutivo de Pedro Passos ha aprobado los ajustes más restrictivos desde el inicio de la crisis. La necesidad de reducir el déficit público ha marcado las decisiones del Gobierno, que se ve asfixiado ante unas pésimas previsiones de futuro con un aumento significativo del paro -por encima del 16%- y una caída de la actividad económica. Todo ello provocará una nueva contracción del consumo y una más que segura reducción de ingresos fiscales, por lo que las arcas públicas se verán obligadas a realizar un mayor desembolso económico para ayudar a los desempleados.

Pero las cuentas no le salen al Presidente y pese a cumplir con el programa de reformas impuesto por la troika -formada por la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)- y una prórroga para reducir el déficit, que pasa del 4,5 al 5 % del PIB en 2012 y del 3 al 4,5 % en 2013, la situación económica del país requiere medidas más austeras.

El propio ministro de Finanzas calificó como «enorme» la subida de las tasas y ya han surgido las primeras discrepancias en el seno del Gobierno. Los nuevos ajustes también ha generado un clima de crispación entre el pueblo portugués, que planea convocar una huelga general el próximo 14 de noviembre contra los Presupuestos Generales con el apoyo de la oposición y los sindicatos.

La última vez que el espíritu de los «indignados» invadió de forma significativa las calles de Portugal fue cuando el gobierno luso propuso compensar la pérdida de ingresos con una subida de la contribución ciudadana a la Seguridad Social. Ahora, la polémica vuelve de la mano de los Presupuestos Generales para deteriorar todavía más el panorama político y económico del país.

Vía  / La Vanguardia

Foto / European People’s Party – EPP

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...