Portugal busca bases sólidas para su crecimiento económico

La economía lusa presenta las primeras luces después de años de intensa crisis y quiere que su sector exportador gane más peso en el escenario internacional.

portugal

A la espera de ver cómo se resuelven las negociaciones para la formación de un nuevo gobierno tras la elecciones de hace algunas semanas, Portugal sigue teniendo muchas asignaturas pendientes en el terreno económico. El segundo país en solicitar un rescate a Bruselas en 2011 ha concluido ya el programa comunitario de ayudas y obligaciones y ahora busca afianzar sus bases para relanzar su economía. Siguiendo el mismo patrón en el que se han apoyado Irlanda o España, turismo y exportaciones tendrán un papel clave.

Portugal es un país con una clara vocación atlántica y mercantil que ha estado mucho tiempo encerrado sobre sí mismo. Sus niveles de riqueza y desarrollo son menores que la media comunitaria y ello parece haber creado una suerte de mantra sociológico que ha sumido al país en el conformismo y la resignación. Para revertir esta situación será necesario dotar de mayor músculo a un sector exportador que depende excesivamente del antiguo imperio colonial portugués, con Angola y Brasil a la cabeza. Reorientarse hacia el Pacífico, objetivo fundamental para los próximos años.

Con todo, en los últimos tiempos se han vivido modificaciones interesantes en este sentido. En estos momentos, Estados Unidos es el primer consumidor de productos portugueses no perteneciente a la Unión Europea, una situación impensable no hace tanto tiempo. Tirando de la Historia, las autoridades portuguesas consideran que su país mantiene todavía una gran fama de comerciante y explorador que causa respeto en mercados como el asiático, en el que Japón debería ser un destino prioritario.

A la espera de ver cómo se traduce esta declaración de intenciones, la economía portuguesa parece confirmar poco a poco que se haya en una fase expansiva tras la dura crisis. La tasa de paro ha caído al 12,4%, la producción industrial avanzó un 1,3% en agosto y las citadas exportaciones crecieron un 6% en el tercer trimestre del año. Como asignaturas pendientes, la excesiva deuda pública (equivalente al 130% del PIB) y la todavía claramente deficitaria balanza comercial (-6,2%) son lastres muy importantes.

Vía: El País

Foto: everything possible

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...