Podemos recupera la renta básica para frenar su caída en intención de voto

La formación de Pablo Iglesias modifica su aparcada propuesta original para tratar de recuperar el terreno perdido a dos meses de las elecciones generales.

podemos

El escenario político español está más abierto que nunca en democracia y hasta cuatro formaciones de ámbito nacional aspiran a obtener un buen resultado en los comicios de diciembre. A los clásicos PP y PSOE se suman los emergente C’s y Podemos, que están recogiendo el voto de los desencantados con las formaciones tradicionales y que, a su vez, están protagonizando un interesante mano a mano por la tercera plaza (y quién sabe si algo más). Con este objetivo en mente, Podemos recupera una de sus propuestas aparcadas.

La famosa y controvertida renta básica, medida que Podemos defendía en su programa para las elecciones europeas de 2014, estuvo durante varios meses en el debate político español con la formación de Pablo Iglesias defendiéndola abiertamente. Rememorando, conviene recordar que la renta básica universal establecería un pago mensual asegurado a todos los ciudadanos españoles por el simple hecho de serlo (sin considerar ningún tipo de agravante o aliciente). No se llegaron a ofrecer datos exactos pero su coste rondaría las varias decenas de miles de millones de euros.

A finales de 2014, sin embargo, la propuesta comenzó a ser aparcada por la dirección de un Podemos convertido ya en partido político al uso y el programa económico encargado a los académicos Juan Torres y Vicenç Navarro la ponía en cuarentena. Ahora, tras experimentar una considerable caída en todas las encuestas para las generales y tras no alcanzar los resultados esperados en las diferentes elecciones autonómicas, Podemos vuelve a blandir la causa de la renta básica aunque endurece sus condiciones.

En realidad, el equipo de Iglesias ha presentado un plan de rentas que contempla distintos escenarios en los que el Estado inyectaría dinero a determinados colectivos de ciudadanos. Los hogares que no perciban ningún ingreso podrían recibir 600 euros mensuales, mientras que los salarios que no alcancen los 900 euros serían complementados con cantidades variables hasta alcanzarlos. Todo ello se ha valorado en unos 15.000 millones de euros (el 1,5% del PIB) y se sufragaría persiguiendo el fraude, elevando impuestos y aumentando el déficit.

Vía: 20Minutos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...