Moody’s reclama más recortes en España

La agencia de calificación Moody’s se ha remarcado la importancia de estos recortes para poder cumplir los objetivos de déficit. Y hay muchos indicios que hacen presagiar que esto se cumplirá. El primero, el freno en la compra de bonos por parte del BCE; el segundo, la menor venta de títulos por parte del Tesoro; y la tercera, la reducción de recaudación de impuestos por parte de la Comunidad de Madrid, la región más cercana a los objetivos de déficit impuestos por Bruselas.

En vísperas de las elecciones andaluzas, el gobierno del Partido Popular se contiene como puede para no aprobar nuevas medidas de recorte. Sin embargo, hay ciertos indicios que hacen presagiar que la actividad económica seguirá por los mismo derroteros que hasta el momento. El primero de ellos es que desde la agencia de calificación Moody’s se ha remarcado la importancia de estos recortes para poder cumplir los objetivos de déficit. En el informe publicado se afirma que “estas reformas son esenciales si España quiere tener una posibilidad de reducir el déficit presupuestario hasta el 3% de déficit en 2013 (…) Medidas como la generalización del copago en la sanidad o la reestructuración de las administraciones regionales y sus empresas públicas han sido largamente identificadas como generadoras potenciales de grandes ahorros”.

De Guindos, junto a Mayor Oreja, en un acto del PP

En segundo de los indicios es que el Banco Central Europeo cada vez está menos por la labor de echar un cable a aquellas potencias que lo necesiten. En este sentido, resulta bastante clarificador que el máximo organismo europeo financiero no haya comprado deuda pública la segunda semana de marzo. Esto puede ser leído como un pliegue hacia los intereses de Alemania, muy crítica con la compra de títulos para rescatar economías débiles como la portuguesa o la española. Pero también como un “dejar hacer” (máxima de la teoría liberal) a los mercados, lo que implica que previamente se han establecido las condiciones óptimas para la inversión (en el caso de España, mediante la reducción de déficit, la privatización de sectores o los recortes en servicios sociales).

Otro de los indicios que presagian más recortes es la moderación en la venta de títulos de deuda pública por parte de España. El gobierno ha echado el freno y ha vendido 5.050 millones de bonos a tipos más bajos, lo cual puede ser estudiado como un signo de que el ahorro mediante los recortes funciona como mecanismo de financiación del Estado. De esta manera, tal y como se publica en el diario El País, “el Tesoro ya ha cubierto el 49% de las emisiones de deuda previstas a medio y largo plazo para este año (deuda neta), de 86.000 millones”. Sin duda, todas estas pistas contrastan con la reducción del nivel de ingresos en materia de impuestos que ha experimentado la Comunidad de Madrid. Y es que la región que parecía más acorde con los dictados de Bruselas ha sufrido una caída de 1.000 millones de euros, por lo que los objetivos de déficit comienzan a ser cuestionados.

Foto: epp_group_official

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...