Merkel avala el plan de Rajoy para sanear la banca

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado -tras su encuentro durante un paseo en barco en Chicago con Angela Merkel- que la canciller alemana apoya las reformas emprendidas en España.

El jefe del Ejecutivo español recibe así el aval de Merkel a las reformas aprobadas en España y al «ejercicio de transparencia» al que se someterán los bancos. Una transparencia a la que también ha hecho alusión Rajoy en referencia a la desviación en las cifras tras el «gran acuerdo de Estado» entre las comunidades y el Gobierno para reducir el déficit.

El plan de saneamiento de la banca del Gobierno ha recibido la bendición de Merkel. La canciller alemana, en palabras de Rajoy, ha destacado el «ejercicio de transparencia» al que se someterán los bancos y ha instado a otros países europeos a seguir ese ejemplo y examinar sus entidades.

«Sería muy positivo que este ejercicio se hiciera en otros países de la UE», ha subrayado Rajoy tras la reunión mantenida con Merkel durante un paseo en barco por el río Chicago antes de comenzar la cumbre de la OTAN.

Rajoy recibe así el apoyo del Gobierno alemán a sus reformas después de garantizarle que seguirá esforzándose para ser un país en el que las administraciones públicas «no continúen endeudándose hasta el infinito». De hecho, Rajoy ha asegurado que mantendrá su política de reformas estructurales para lograr el crecimiento económico.

«El debate que se plantea entre austeridad y crecimiento no tiene ningún sentido; el crecimiento requiere de hacer reformas estructurales y de no gastar lo que no se tiene», ha manifestado en una declaración sin preguntas.

Con ello el presidente del Ejecutivo continúa en sintonia con las tesis alemanas fundamentadas en la urgencia de reducir el déficit. De hecho, Rajoy ha recordado que el riesgo de no hacerlo ya han sido vistos en otros países europeos, los cuales se han conseguido financiación y se han situado en «situaciones imposibles».

España quiere solventar las dudas que pesan sobre sus bancos, pero Rajoy ha puesto la mira en otros países y, sin citar a ninguno, ha estimado que también deberían examinar sus bancos.

En la misma línea, ha destacado el «ejercicio de transparencia» que se ha hecho con las cuentas públicas españolas, cuyo déficit ha aumentado cuatro décimas al comprobarse la desviación al alza del déficit de tres comunidades autónomas.

Rajoy no ha querido entrar en el asunto aunque si ha afirmado que el «gran acuerdo de Estado» de las comunidades y el Gobierno para reducir el déficit es «el hito más importante de esta legislatura», restándole así importancia a la desviación en las cifras, porque lo fundamental es la «transparencia».

Y es que los funcionarios de Eurostat, la oficina estadística comunitaria, viajarán a España esta semana para verificar si la revisión de cuatro décimas al alza del déficit público de 2011 anunciada por el Gobierno es exhaustiva, según indicó a Efe un portavoz de la Comisión Europea (CE).

Para ello, estos expertos de Eurostat visitarán el Instituto Nacional de Estadística. Un instituto que -según el portavoz de Eurostat- habría informado el pasado 17 de mayo a Bruselas sobre ciertos gastos que las Comunidades Autónomas habrían comunicado después de la notificación del déficit efectuada en abril.

Un retraso en la notificación que, como ya hiciera Rajoy nada más llegar a Chicago, ha achacado a un error de gestión. El presidente cierra así el asunto de la supuesta desviación de facturas, las cuales -dice- estaban «en el cajón» y han aflorado con el plan de pago a los proveedores. Además, ha aprovechado para garantizar que esa práctica «se ha acabado» tras el último Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Este Consejo, que sirvió para cerrar un pacto adquirido entre las comunidades y el Gobierno, pretende dar salida a los objetivos del déficit acordados en Bruselas.

Por ello, Rajoy considera que este acuerdo supone un paso «fundamental» en la resolución del problema del déficit español. El presidente ha destacado que saber cuál es el punto de partida y lograr un «gran acuerdo de Estado» en el Consejo de Política Fiscal y Financiera es un paso «adelante» para España ya que supone que, tanto el Gobierno como las comunidades, apoyan los objetivos.

«No podemos gastar lo que no tenemos, primero porque no está bien y segundo, porque no nos lo prestan», ha reiterado.

Otros de los asuntos que Rajoy ha querido aclarar en su comparecencia ante los medios, aunque sin preguntas, ha sido el de los supuestos consejos que el presidente francés, François Hollande, habría dado a la banca española. Unos consejos que consitirían en acudir a los fondos europeos y que el presidente español no cree ciertos.

«No creo que el señor Hollande haya dicho eso porque, lógicamente, el señor Hollande no sabe cómo están los bancos españoles«, ha apuntado Rajoy.

El encuentro se ha producido pocos días antes del Consejo europeo informal que se celebrará el 23 de mayo en Bruselas. Unas entrevistas que, según Rajoy, se seguirán concertando antes de las cumbres. De hecho, este no ha sido el encuentro ni será el último.

Rajoy ya se reunió con Merkel en enero, apenas un mes después de llegar a la Moncloa, cuando viajó a Berlín para entrevistarse con la canciller y lo volverá a hacer por tercera vez este miércoles en la cumbre informal de Bruselas, antes de la cual Rajoy mantendrá su primer encuentro con el nuevo presidente francés, François Hollande, en París y con el primer ministro italiano, Mario Monti.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...