Malos tiempos para los ahorradores e inversores conservadores

El interés medio de los nuevos depósitos desciende hasta el 0,86%, mientras que los fondos de renta fija también moderan su rentabilidad.

euros
Durante el año 2012 se vivió una edad dorada de los depósitos. Los ahorradores se encontraron con productos a medio y largo plazo con rentabilidades que en algunos casos superaban el 4% TAE. Conocida como ‘Guerra del pasivo’, esta época ocultaba en realidad los problemas de la banca para financiarse, cuando el pasivo se presentaba como una opción muy atractiva. La intervención del BCE, la drástica bajada de los tipos de interés del dinero y el abaratamiento de la deuda acabaron con esta situación.

Mes tras mes, los ahorradores se encuentran con intereses decrecientes, restando alicientes a inmovilizar parte de su capital durante un tiempo concreto. Durante la segunda mitad de 2013, esta caída se capeó con el refugio que brindaban los fondos de inversión de renta fija, mucho menos volátiles que los de renta variable y con rentabilidades bastante decentes. Con todo, estos productos tampoco han sobrevivido a la nueva orientación comercial de los bancos, que prefieren centrarse en la captación de otros activos y reducir el volumen de fondos de este tipo.

Por ello, los últimos fondos de renta fija que todavía ofrecen intereses apetecibles se encuentran en su gran mayoría fuera del ámbito bancario. El fondo Eurovalor Renta Fija Corto acumula por ejemplo una revalorización del 2,5% en lo llevamos de 2014, cifra que se eleva hasta el 3,7% si contabilizamos el último año de vida del fondo. La única excepción a esta tendencia la encontramos en Ibercaja, cuyo fondo ‘Ahorro’ (obsérvese lo significativo del nombre) presenta una rentabilidad anual del 2,9%.

En la gran mayoría de casos, los fondos están nutridos por deuda privada mientras que la pública pierde posiciones (al cierre de esta edición el bono español a diez años ofrecía un interés del 2,49%). La espectacular caída de la prima de riesgo tiene como consecuencia que los intereses de los bonos de deuda hayan descendido en consecuencia, lo que unido a un tipo de interés medio del 0,86% en los nuevos depósitos ofrece un panorama poco halagador para el ahorro.

Vía: Cinco Días

Foto: José Luis Sánchez Mesa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...