¿Sabes qué es la macroeconomía?

Aunque la teoría económica y el estudio de los flujos que la gobiernan existían desde que en el siglo XVIII se empezase a investigar en este sentido, no fue hasta bien entrado el siglo XX cuando la macroeconomía entraría en juego y cambiaría la función de la oferta y la demanda de manera definitiva. Durante la década de 1930 se desarrollará lo que se conoce como la macroeconomía moderna… Pero ¿por qué en ese preciso momento? Pues porque Estados Unidos atravesaba uno de sus capítulos más complicados: la Gran Depresión. Tras el llamado crack del 29 se produjo un acusado estancamiento de la producción, evidentemente agravado por unas tasas de desempleo muy elevadas. En esa época, cuando se empezaban a sentar las bases de la economía de mercado, los economistas se preguntaron si este sistema podría mantenerse a largo plazo.

Keynes junto al secretario del Tesoro americano, H.D. White.

En un momento en que se experimentaba con alternativas de organización económica como el socialismo o el comunismo, el capitalismo no parecía poder ofrecer soluciones plausibles para solucionar el trauma de la Gran Depresión. Es en ese momento cuando surge una figura decisiva, la de John Maynard Keynes. Keynes lograría revolucionar el mundo de la economía incidiendo en algo muy importante: ésta no depende tanto de la oferta como del demanda, por lo que los esfuerzos deben encaminarse  a estudiar y analizar cómo consumen las familias y empresas para poder adaptarse a sus necesidades y aumentar así el consumo. Estas teoría, y muchas más, se pueden leer en su libro Teoría General de la Ocupación, el Interés y el Dinero.

Wall Street / Getty Images

Así, y mientras la microeconomía se ocupa de los núcleos individuales, como las familias y las empresas, la macroeconomía estudia el comportamiento de los agregados. Es decir, del conjunto de unidades que forman una sociedad. Las decisiones individuales de cada familia (qué comprar, cuándo hacerlo) o las empresas (qué producir, qué cantidad, qué precio…), son dominio de la microeconomía. ¿De qué se encarga exactamente la macroeconomía? Pues de todos los consumidores juntos, en su visión global. Para la macroeconomía es importante conocer las costumbres de consumo de todas las familias y empresas juntas, y cómo ello afecta al devenir de la economía de un país. De este modo, temas como la inflación, el desempleo, la producción agregada y los ciclos económicos son objeto de estudio macroeconómico.

Para más información, visita esta página web.

Foto Keynes en Wikipedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...