Los recortes salariales afectan a los altos cargos bancarios

El Gobierno se ha pronunciado ante los directivos de las entidades bancarias para comunicarles un recorte drástico de hasta el 75 por ciento de los sueldos de las altas cúpulas directivas de las entidades que hayan recibido ayudas públicas y préstamos del Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (FROB), según ha explicado ante la prensa la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. Los nuevos planes de estructuración del nuevo Ejecutivo incluyen esta rebaja salarial dentro de las pautas del sector financiero previsto.

De este modo, las cajas como Banca Cívica, BFA-Bankia, BMN y Caja España tendrán un presupuesto limitado a un máximo anual de 600.000 euros, tal y como ha explicado junto a la vicepresidenta el ministro de Economía, Luis de Guindos. En el pasado año se pudo conocer las cifras de las remuneraciones de los directivos de las cajas, y tan solo los altos cargos de BMN se situaban por debajo del umbral establecido, mientras que, por su parte, los dirigentes de Caja España se negaron a hacer públicas sus cuentas personales.

El caso personal del presidente de BFA-Bankia, Rodrigo Rato, fue el que más impactó en los medios, ya que se pudo comprobar que se sitúa a la cabeza de estas entidades, habiendo reconocido que su remuneración anual consistía en 2’3 millones de euros, una cantidad desmesurada, a quien le sigue el consejero delegado de dicha caja, Francisco Verdú, quien acumula al año un total de 2’2 millones.

Estas nuevas formas de reducción de los salarios de los altos cargo banqueros vienen a raíz de una desproporción salarial clara, y una nueva estructura de la rebaja salarial, en la que el Ejecutivo, liderado por Sáenz de Santamaría, tiene previsto un saneamiento intensivo del sistema, la reactivación del crédito para los ciudadanos, y lograr motivar un descenso en los precios de las viviendas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...