Los eurobonos como solución a la crisis de la deuda

Mientras Alemania y Grecia se juegan el futuro de euro negociando una actualización de la deuda por el rescate (no en los cuartos de final de la Eurocopa, precisamente), Francia manda un mensaje para frenar la escalada de la prima de riesgo. François Hollande propuso en la última reunión del G-20 la emisión de ‘euroletras’ como deuda pública a corto plazo, algo que ya dijo cuando surgió la idea de los eurobonos.

Hoy se disputa un partido de fútbol trascendental para el futuro de Europa. No es una simple eliminatoria de cuartos de final de la Eurocopa y eso ya es mucho decir. Alemania y Grecia se juegan algo más que continuar en el mayor torneo continental por selecciones nacionales. Ambas naciones representan la noche y el día dentro de la Unión Europea. Los alemanes son el auténtico motor económico de la zona euro, mientras que los helenos se han convertido en un lastre difícil de soportar. La expectación que ha generado el partido ha sido máxima, debido a las selecciones que en él toman parte y por la reciente polémica generada acerca de una posible renegociación de la deuda griega.

François Hollande es partidario de las 'euroletras'

El nuevo gobierno heleno sabe que el futuro de sus ciudadanos depende de que los alemanes cedan en las condiciones impuestas (de extrema severidad y que están sumiendo a los griegos en la pobreza más absoluta) para el pago del rescate. No es de extrañar que en las últimas elecciones presidenciales hayan ganado fuerza los partidos políticos extremistas como Aurora Dorada. El país sigue necesitado de políticas de creación de empleo, pues una gran parte de su población se encuentra sin trabajo. Además, hay que añadir que la fuga de capitales se está incrementando más que nunca y la inseguridad aumenta de manera considerable. Por si fuera poco, el turismo, que suponía un buen ingreso para el país, ha comenzado a esquivar este destino.

En esta situación, a uno le cabe plantearse que las diferencias entre Alemania y el resto de Europa son insalvables. Tras el rescate de España, podrían acrecentarse los problemas en otras naciones como Bélgica o Francia. Así pues, el país que dirige Angela Merkel se convertiría en el único prestamista a nivel comunitario. La situación puede llegar a ser esperpéntica si los alemanes no ceden. Como solución podrían llevarse cabo iniciativas como las del eurobono (François Hollande propuso en la última reunión del G-20 la emisión de ‘euroletras’ con el fin de rebajar la prima de riesgo de países con problemas de deuda pública). También las hay más disparatadas como sacar de la Unión Europea a Alemania, pues es la única que pone condiciones y exige un mayor rendimiento de la deuda pública. Veremos si Grecia no comienza despidiendo a Alemania de la Eurocopa. ¡Ah! Y si pasan Grecia, Italia y España, veríamos unas semifinales inéditas de naciones europeas rescatadas (Portugal ya se clasificó ayer).

Foto: jmayrault

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...