Los cambios políticos comprometen el cumplimiento de los objetivos autonómicos de déficit

Las comunidades deberán cerrar 2016 con un déficit del 0,7%, algo a lo que se opone la mayoría de ellas tras la formación de nuevos gobiernos.

autonomicas

A mediados de 2013 cobró especial virulencia la polémica en torno a la financiación de las comunidades autónomas y todo lo que ello significa (distribución de los objetivos de déficit, techo de deuda, aportaciones del Estado…). En aquella ocasión, el debate contó con la peculiaridad de que la inmensa mayoría de las autonomías estaban controladas por el Partido Popular, lo que no evitó importantes encontronazos entre algunos presidentes. Dos años después, la situación vuelve a intensificarse tras los cambios en los gobiernos regionales.

El Consejo de Política Fiscal y Financiera se reunió el pasado miércoles con el cometido de establecer el objetivo común de déficit para 2016. A diferencia de las reuniones de los últimos años, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, convocaba el encuentro consciente de que la oposición a su propuesta iba a ser notable. No en vano, el foro económico por excelencia de las autonomías incorporaba a los representantes de los nuevos gobiernos, en la mayoría de los cuales el PP ha sido desalojado del poder.

Hablamos de Aragón, Castilla-La Mancha, Cantabria, Extremadura, Comunidad Valenciana y Baleares, que se suman a Cataluña, Andalucía, Euskadi, Asturias y Canarias en su frente común contra el Gobierno central. De este modo, los ‘amigos’ de Montoro se han reducido a los representantes de Galicia, La Rioja, Castilla y León, la Comunidad de Madrid, la Región de Murcia, Ceuta y Melilla. En Navarra se ha producido un hecho curioso puesto que su representante todavía era el del anterior gobierno de Unión del Pueblo Navarro, ahora reemplazado por una coalición abertzale.

Tal y como cabía esperar, la mayoría de las comunidades han rechazado los objetivos presentados por el ministro y refrendados por el secretario de estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta. Ello no impidió que estos fueran aprobados por el Gobierno, si bien se espera una insumisión más o menos importante de las regiones opuestas. Sobre las cifras en cuestión, las comunidades deberán acabar 2016 con un 0,7% de déficit dentro del objetivo general del 4,2% para el Estado.

Vía: La Vanguardia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...