Los bancos centrales preparan la artillería frente a la crisis china

La Fed y el BCE avanzan medidas de urgencia para apaciguar a los inversores en un hipotético escenario de contagio de la crisis bursátil china.

euros

Los ecos del último ‘lunes negro‘ seguirán marcando la actualidad informativa en las próximas semanas, no tenemos ninguna duda de ello. Tras comprobar el grado de influencia de la economía china en el sistema financiero internacional, los distintos agentes implicados tratan de prepararse para futuras correcciones con la experiencia del crac de 2008 en la memoria. Como no podía ser de otro modo, la Reserva Federal y el Banco Central Europeo (BCE) ya han confirmado que pondrán en marcha las medidas oportunas para evitar el contagio.

Aprovechando el encuentro entre los máximos responsables de los bancos centrales mundiales en la bucólica localidad de Jackson Hole, Wyoming, los gobernadores de la Fed y el BCE han tomado la iniciativa para tranquilizar a los inversores. Janet Yellen ya reconoce en círculos privados cada vez más amplios que va a ser muy difícil, cuando no imposible, aprobar la primera subida de tipos de interés en nueve años el próximo mes de septiembre. El aplazamiento obedecería a lo contraproducente que sería fortalecer al dólar en este contexto.

Con la economía estadounidense creciendo a un ritmo respetable y los índices de desempleo estabilizados en los niveles previos a la Gran Recesión, el marco macroeconómico general invita, desde luego, a endurecer la política monetaria tras muchos años de laxitud. Si finalmente no ocurre así, los mercados norteamericanos seguirán expuestos a una fuerte sobrevaloración por el exceso de liquidez existente. Un sobrecalentamiento de manual que implicará una corrección más acusada de índices como el Dow Jones a medio plazo. No olvidemos que el principal índice mundial ha crecido más de un 150% desde 2009.

En el caso del BCE, Mario Draghi ha insinuado que la institución podría ampliar su programa de estímulos con vistas a responder a un retroceso de las inversiones chinas en Europa. De igual modo, su actuación ayudaría a evitar escenas de pánico y sostendría a los mercados europeos como hizo la Fed durante la crisis. El gran inconveniente es que muchos valores ya están sobrevalorados y el PER de las principales bolsas es excesivo.

Vía: Libre Mercado

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...