Los ayuntamientos españoles protagonizaron en 2014 el mayor ajuste de su deuda

Las grandes capitales fueron las que más redujeron su deuda el año pasado, mientras que las de tamaño medio registraron peores datos.

ajuste

En las últimas semanas, ha recobrado intensidad la polémica sobre los objetivos autonómicos de déficit, una controversia muy habitual durante la presente legislatura a pesar de que la mayoría de cargos electos pertenecían al mismo partido. Ahora, con la entrada de nuevas fuerzas políticas en las instituciones, los debates se esperan todavía más ásperos y enconados. Por ello, sorprende notablemente la noticia aparecida estos días y que hace referencia al fuerte ajuste de la deuda municipal en 2014. Se trata, de hecho, de una reducción histórica.

No en vano, durante el pasado año los consistorios españoles se desembarazaron del 10% de su deuda, que se quedó así en 31.722 millones de euros. Semejante tijeretazo crediticio no cuenta con paralelos a lo largo de la historia de la democracia española desde 1978. Es más, los datos han sido especialmente sorprendentes por cuanto corresponden a un ejercicio electoral (por los comicios europeos) y preelectoral en lo que a las elecciones municipales se refiere. Precisamente, si algo caracteriza a las instituciones es el aumento del gasto antes de unos comicios.

Este hecho solo encuentra una única excepción, Andalucía. Los consistorios andaluces fueron los que más aumentaron su deuda en 2014, aunque también los de la Región de Murcia se comportaron algo peor que el resto del país. Sea como sea, el grueso del ajuste se ha realizado en las grandes ciudades. Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga y Zaragoza fueron, por ese orden, los ayuntamientos que más redujeron su deuda en el periodo en cuestión. Como curiosidad, solo el alcalde de Málaga ha conseguido la reelección este año.

En el extremo opuesto encontramos una pequeña relación de ciudades de tamaño medio que no han creído conveniente acometer un esfuerzo para bajar el endeudamiento de las cuentas públicas. Jerez de la Frontera, Parla, Jaén o Gandía han sido los casos más negativos (esto no quiere decir que sean los municipios más endeudados, sino los que más aumentaron el pasivo local en 2014). Sobre las perspectivas de futuro, se espera que los ayuntamientos cierren 2015 con superávit presupuestario.

Vía: El País.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...