Los 10 países europeos con menor déficit público en 2015

Noruega, Luxemburgo, Alemania y Estonia cerraron el último ejercicio con superávit, al tiempo que Suecia logró un equilibrio presupuestario perfecto.

deficit

Como cada año por estas fechas, los gobiernos de los distintos países de la zona euro envían a Bruselas sus presupuestos generales para el próximo año para que sean aprobados o enmendados. En Empresayeconomia.es ya hemos comentado con anterioridad que la mayoría de cuentas públicas para 2017 se caracterizan por una mayor propensión al gasto social, dando carpetazo a los años de austeridad. No obstante, no todos los países cuentan con unas finanzas públicas que les permitan elaborar presupuestos muy expansivos. A continuación, pasamos revista a las economías europeas que menos déficit presentaban al cierre de 2015.

1. Noruega

No pertenece ni a la zona euro ni a la Unión Europea (UE) ni tiene por qué someter sus cuentas a la inspección de ninguna instancia supranacional pero ha vuelto a darnos una lección de equilibrio presupuestario. A pesar del impacto de la caída de los precios del petróleo, principal exportación noruega, el país nórdico cerró 2015 con un superávit del 5,9%. Dicho de otro modo, las arcas públicas ingresaron 20.800 millones de euros más de los que gastaron. Para quitarse el sombrero.

2. Luxemburgo

Lógicamente, controlar las cuentas no es tan difícil para un país tan pequeño como una ciudad y que además se dedica prácticamente en exclusiva a la actividad bancaria y a la prestación de servicios financieros. En cualquier caso, el superávit del 1,2% que se consiguió el pasado año no deja de ser meritorio y permite sacar pecho al presidente de la Comisión Europea, el ex primer ministro luxemburgués Jean Claude Juncker.

3. Alemania

No es nada habitual que una economía del tamaño de la alemana logre cerrar un ejercicio con superávit presupuestario. El Gobierno de Angela Merkel ya lo logró en 2014 por un margen mínimo y se vino arriba en 2015 con un saldo positivo del 0,7%. A Berlín le «sobraron» cerca de 21.000 millones de euros tras cubrir todos sus gastos, razón por la cual el próximo año los alemanes se beneficiaran de bajadas fiscales por importe de 7.000 millones de euros.

4. Estonia

Las repúblicas bálticas son puestas como ejemplo de rigurosidad presupuestaria y no es para menos. Estonia está protagonizando una historia de fuerte crecimiento tanto del PIB como de la renta per cápita y logró terminar 2015 con un superávit del 0,4% (unos 90 millones de euros).

5. Suecia

Al bello país escandinavo de faltaron apenas 5 millones de euros para lograr un superávit en sus cuentas de 2015. Sea como sea, hablamos prácticamente de un equilibrio presupuestario perfecto (un déficit del 0%, vaya), algo que debe ser reconocido por haberse logrado sin comprometer el Estado del bienestar.

6. Suiza

Otro país que nada tiene que ver con las grandes instituciones europeas pero que se cuela sistemáticamente en los debates internos de estas por la fascinación que despierta entre las grandes fortunas. Tópicos al margen, la Confederación Helvética cerró el último ejercicio con un pequeño desfase presupuestario del 0,2%, cifra bastante pequeña si tenemos en cuenta el fuerte castigo que sufrió el marco suizo.

7. Lituania

El mismo razonamiento que aplicamos con Estonia nos sirve para describir la situación en la cercana Lituania. Y es que, desde su independencia de la URSS las repúblicas bálticas han mostrado casi una obsesión por no desviarse lo más mínimo en sus cuentas. El resultado, un déficit de tan solo el 0,2% en 2015.

8. República Checa

Con una tasa de paro del 3,9% y unos niveles de retribución salarial que mejoran año a año, la economía checa es una de las más solventes de Europa pese a quedarse todavía por debajo de la media en muchos indicadores. Además, en 2015 solo se desvió un 0,4% en sus previsiones presupuestarias.

9. Islandia

Sí, esta isla es europea aunque nos resulte geográfica y mentalmente muy distante. Los gobiernos islandeses se hicieron famosos tras negarse a rescatar a la banca (con muchos matices, dicho sea de paso) pero también son hábiles gestores. En 2015, Islandia presentó un déficit público del 0,5%, esto es, unos 70 millones de euros.

10. Rumanía

Europa del Este suele dejarse un tanto al margen de los grandes debates europeos pero justo es reconocer los ciertos que se aprecian en las diferentes economías que allí se sitúan. Rumanía, por ejemplo, logró despedir 2015 con un déficit del 0,7%.

Foto: © koya979

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...