Los 10 países con mayor Impuesto de Sociedades de la OCDE

Estados Unidos presenta un tipo máximo del 35%, el más alto del mundo desarrollado. Hasta seis países europeos se cuelan en el ranking.

tax time concept clock

Los españoles nos estamos acostumbrando a vivir en un ciclo electoral sin fin aparente y ello nos lleva a dejar de recibir con tanto interés las propuestas de los diferentes partidos. Uno de los debates políticos más acalorados es el suscitado por el Impuesto de Sociedades, que algunos ven en niveles totalmente razonables mientras que otros parecen creer que nunca es lo suficientemente elevado. Hoy nos hacemos eco de los datos oficiales facilitados por la OCDE sobre la situación de este tributo en los países desarrollados. Sin duda, hay importantes sorpresas en la lista de las economías con un mayor impuesto de este tipo.

1. Estados Unidos

¿Sorprendidos? El país capitalista por excelencia -al menos, en el imaginario colectivo- es el que más obliga a pagar a sus empresas en concepto de Impuesto de Sociedades. Concretamente, los estadounidenses tienen que hacer frente a un tipo impositivo máximo del 35%, muy por encima de la media de la OCDE establecida en el 22,8%. Este dato tiene un pequeño truco, puesto que la Administración federal fija una horquilla de entre el 15% y el 35% en función de los ingresos y los Estados son los que deciden si dejan así el impuesto o lo aumentan.

2. Francia

Por desgracia para las empresas del país vecino, no es nada infrecuente ver a Francia liderar un ranking de presión fiscal. El Impuesto de Sociedades galo va desde el 15% hasta el 33,3% pero contempla también un gravamen extra del 3,3% para las empresas cuya facturación supere los 7,63 millones de euros. De este modo, el tributo societario francés puede llegar a situarse en la cima del mundo desarrollado.

3. Bélgica

Bélgica mantiene un tipo máximo del 33% y, además, sus tipos mínimos son también muy elevados, dado que arrancan en un considerable 24,25%. Son de sobra conocidas las dificultades que está teniendo la economía belga para ganar competitividad y mantener su alto nivel de vida. El Impuesto de Sociedades, sin embargo, no da más de sí.

4. Australia

Nuevamente, nos encontramos con una horquilla bastante peculiar. El tipo máximo del Impuesto de Sociedades australiano es del 30% pero lo más curioso es que el tipo mínimo es del 28,5%, por lo que, en la práctica, puede hablarse casi de tipo único. Eso sí, las rentas de la actividad petrolera pagan un 40%.

5. México

Seguimos en el umbral del 30% aunque con una singularidad bastante notable. México solo cuenta con tramo del Impuesto de Sociedades pero contempla que las empresas puedan deducirse el efecto de la inflación en su balance de resultados, lo que puede amortiguar el golpe fiscal. Paralelamente, los Estados pueden fijar algunas exenciones.

6. Grecia

Pese a los acalorados debates sobre si el país heleno debía subir o bajar el Impuesto de Sociedades (se llegó a hablar de situarlo en el 15%), la realidad es que se mantiene como uno de los más altos de Europa. El tipo máximo que afrontan las empresas griegas alcanza el 28% en medio de grandes dudas sobre la efectividad recaudadora del Estado.

7. Nueva Zelanda

Uno de los países con mayor calidad de vida compensa la exención tributaria a las ganancias del capital (y a las ventas inmobiliarias) con un tipo máximo del Impuesto de Sociedades del 28%. Las empresas con sede en el país oceánico han de tributar por su facturación a nivel global.

8. Portugal

Otro tipo máximo situado en el 28%. La economía lusa se ha enfriado y las amenazas sobre una posible revisión al alza de este tributo van ganando en consistencia. Bruselas también presiona para que el Gobierno de Lisboa corrija los desequilibrios presupuestarios.

9. Italia

Un pequeño escalón por debajo, Italia presenta un tipo máximo del Impuesto de Sociedades del 27,5%. Una curiosidad en la aplicación de este tributo es que las empresas que van a salir a bolsa pueden beneficiarse de un tipo más reducido, con objeto de facilitar una mayor capitalización de la compañía.

10. Países Bajos

Con un tipo máximo del 25%, Holanda cierra esta clasificación. Lo hace, sin embargo, con bastante letra pequeña, ya que es el país que ha suscrito mayores acuerdos anti doble imposición. De este modo, las empresas afincadas en el país europeo pueden tributar únicamente allí, independientemente de dónde desarrollen realmente su actividad. Es un aspecto bastante controvertido.

Vía: ElBlogSalmón.

Foto: © kchungtw

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...